Maestría en Psicología Educativa


Introducción

 

Como campo científico y profesional, la psicología educativa se enfoca en el estudio psicológico de los problemas cotidianos de la educación, a partir de los cuales se derivan principios, modelos, teorías, procedimientos de enseñanza y métodos, prácticas de planeación, instrucción y evaluación; así como métodos de investigación, análisis estadísticos y procedimientos de medición y evaluación para estudiar los procesos y las diferentes problemáticas psicoeducativas que se presentan durante el proceso de formación integral en los diferentes niveles y modalidades educativos, tanto formales como no formales.

 

El propósito primordial de la Maestría en Psicología Educativa es la formación de recursos humanos altamente capacitados en esta área considerando las determinaciones no sólo psicológicas, sino también sociales que intervienen como parte primordial del bienestar y el desarrollo de los individuos.

 

En ese sentido, el programa promueva el análisis socio psicológico básico acerca de los factores principales que confluyen en la constitución de los individuos, especialmente de las políticas públicas, el ambiente psicosocial de los grupos intermedios donde se desarrolla la vida, así como, sobre todo, desde la perspectiva profesional que nos ocupa en el presente documento, la visión de propios individuos como entes en los que se integra y sintetiza la naturaleza biológica, psicológica y social de su desarrollo como personas.

 

Para ello, partiendo de la definición de Psicología educativa antes mencionada, se procede a vincular las problemáticas principales de intervención que se articulan tanto a las necesidades explicitadas en los planes y programas gubernamentales como en las necesidades sociales abordadas por la psicología educativa.

 

Una de las metas de la psicología educativa es comprender los procesos de enseñanza y aprendizaje. Los psicólogos educativos desarrollan conocimientos y métodos de la Psicología y otras disciplinas relacionadas para estudiar el aprendizaje y la enseñanza en situaciones sociales complejas.

 

Los psicólogos educativos estudian lo que la gente expresa y hace en el proceso educativo, lo que los maestros enseñan y cómo los alumnos aprenden significativamente en el contexto de un currículum particular, por medio de un enfoque y marcos teóricos derivados de la Psicología.

 

El Psicólogo/a de la Educación “desarrolla su actividad profesional principalmente en el marco de los sistemas sociales dedicados a la educación en todos sus diversos niveles y modalidades; tanto en los sistemas reglados, no reglados, formales e informales, y durante todo el ciclo vital de la persona”.

 

Asimismo, “interviene en todos los procesos psicológicos que afectan al aprendizaje, o que de éste se derivan, independientemente de su origen personal, grupal, social, de salud etc., responsabilizándose de las implicaciones educativas de su intervención profesional y coordinándose, si procede, con otros profesionales”.

 

En este sentido las problemáticas sociales a las que la Maestría en Psicología Educativa tiene que dar respuesta, se agrupan en relación con diferentes categorías de funciones, áreas de trabajo y roles asignados socialmente a su perfil. Según el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, éstas son:

 

  • Intervención ante las necesidades educativas de los alumnos
  • Funciones ligadas a la Orientación, Asesoramiento Profesional y Vocacional
  • Funciones Preventivas (Prevención en contextos educativos)
  • Intervención en la mejora del acto educativo
  • Formación y asesoramiento familiar
  • Intervención socioeducativa
  • Investigación y docencia

 

 

Estas son algunas de las necesidades sociales y de desarrollo psicoeducativo a las que responderá el Programa de la Maestría mismas que se relacionan, por un lado, con la evolución científico técnico de la disciplina, la producción de nuevos conocimientos en este campo y el desarrollo y utilización de métodos psicológicos puestos al servicio de la sociedad en general y del campo de los problemas educativos en los que interviene la psicología en particular.

 

Con base en lo anterior, se considera que el Programa de la Maestría en Psicología Educativa permitirá a los alumnos y a la comunidad académica en general reflexionar y actuar sobre las relaciones entre pobreza, educación, salud y formación de recursos humanos en el campo de la psicología, con un fuerte compromiso ético con la construcción y reconstrucción de un ser humano pleno. Son a problemáticas de este tipo a las que tiene que abocarse fundamentalmente la Maestría en Psicología Educativa, vinculando así los aspectos teóricos, metodológicos y epistemológicos con problemas psicológicos de la realidad social determinada y concreta.