Presentan en Ciencias de la Salud exitoso programa para resarcir “abandono” escolar de adolescentes con altas capacidades

La presentación estuvo organizada por el Instituto de Psicología y Educación Especial

Son los adolescentes con altas capacidades intelectuales los más abandonados por el sistema educativo, reveló la profesora titular del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento de la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga (UMA), España quien también es profesora en Curso de Especialización en Altas Capacidades de la misma Casa de Estudios, Dra. Serafina Castro Zamudio.

La especialista expuso que, contrario al apoyo que los escolares con altas capacidades reciben en la educación básica, los de educación media básica (secundaria) y de educación media superior (bachillerato)  suelen verse desprotegidos en su tránsito hacia la educación superior (universidad), es por ello que en España se creó el programa extracurricular “GuiaME”, con el que se pretende subsanar esta carencia de atención por parte del sector educativo.

“GuiaME es un programa  de mentoría para el enriquecimiento extracurricular que está conectado con lo curricular… Es un espacio donde se van a potenciar los aspectos cognitivos de estos estudiantes de secundaria, así como también los aspectos emocionales y sociales”.

Al dictar la conferencia: Programa “GuiaMe”-AC-UMA: Un programa de Mentorías para el Alumnado de Secundaria con Altas Capacidades Intelectuales” en el Auditorio Wenceslao Orozco y Sevilla, la también miembro de la Asociación Malagueña en Apoyo a las Altas Capacidades, puntualizó que los objetivos principales de este programa son: Estimular el potencial intelectual del alumnos con altas capacidades Intelectuales; Fomentar su visibilidad; Prestar ayuda a sus necesidades intelectuales, emocionales y sociales y facilitar su tránsito a la Universidad.

“Todos sabemos que los niños con altas capacidades tienen necesidades específicas de atención educativa, pero son los más olvidados por el sistema educativo, quien se encarga solo de trabajar con los niños con algún tipo de dificultades, pero los niños con altas capacidades quizá están un poquito más abandonados.”.

Castro Zamudio, abundó en el papel que desempeñan en este programa los mentores, quienes representan una figura facilitadora en los procesos de enseñanza-aprendizaje, generan vínculos con los tutelados y la universidad y buscan o adaptan los materiales necesarios para ser utilizados por el alumnado, al tiempo que diseñan soluciones novedosas a los problemas de enseñanza- aprendizaje.

La metodología que utilizan los mentores parte del principio: “La experiencia es aprendizaje, lo demás es información”. Para ello se basan en metodologías del aprendizaje basado en problemas y en el aprendizaje por descubrimiento Así mismo, utilizan un sistema de refuerzos adecuado y un proceso de retroalimentación constante que incluye la evaluación respectiva.

Los alumnos, participan en aquellos talleres les suponen un reto educativo con la finalidad de  aumentar su motivación y voluntad. Estos les deben despertar, interés, emprendimiento, búsqueda y desarrollarles la cultura del esfuerzo. Debe cuidarse que estos retos tampoco desencadenen la sensación de fracaso.

En este continuo de actores, también participa el equipo técnico, quienes además de supervisar el desarrollo de los talleres, capacita a los mentores y evalúa su desempeño.

El programa inició con 42 alumnos con altas capacidades de nivel secundaria, 9 mentores y 10 talleres. Tras 7 ediciones, el programa ha crecido a 135 estudiantes, 50 mentores y 50 talleres.

La conferencia tuvo lugar el sábado 30 de a la que se dieron cita alumnos de la Licenciatura en Psicología y padres de familia de alumnos con altas capacidades intelectuales. A ellos, la conferencista invitada les hizo un llamado para crear una asociación civil que les permita trabajar junto con las autoridades para mejorar las condiciones educativas para sus hijos.

Concluyó su charla exponiendo experiencias exitosas de los talleres de apoyo y concursos de proyectos, al tiempo que reveló que las claves del éxito del programa “GuiaME” radican en el enriquecimiento extracurricular en conexión con lo curricular; en el seguimiento y evaluación continua, en la claridad en los objetivos a alcanzar, en el apoyo por parte de todos los involucrados (incluyendo a las instituciones), en el alto esfuerzo organizativo de búsqueda de recursos, en la publicidad con la participación de todos, en estar preparado para los cambios y en la innovación y renovación constante.

En entrevista por separado, la especialista española elogió el papel que juega el Instituto de Psicología y Educación Especial (INPSIEE) del CUCS en la atención de niños con altas capacidades, el cual dijo, “me gustaría que esto se pudiera trasladar a la UMA”.

En tanto que la directora del INPSIEE, Dra. Dolores Valadez Sierra comento que “el trabajo que realizan en GuiaMe puede ser adaptado en nuestra universidad y articulado con el programa que tenemos. Eso significa ampliar nuestra cobertura, la cual es nuestra idea y acompañarlos hasta que egresen de la licenciatura”.

Esta visita al CUCS dijo Castro Zamudio, pretende repetirse e institucionalizarse con fines de actualización, crear el programa GuiaME en la UdeG e involucrar a alumnos de posgrado en esta línea de trabajo.

Así como realizar una publicación conjunta sobre un cuestionario de conocimientos parentales de los padres con los hijos con altas capacidades en ambas instituciones y realizar proyectos conjuntos de investigación.

El intercambio entre ambas casas de estudio es posible gracias a la beca Erasmus K-107 que la Universidad de Alicante ofrece para realizar estancias de formación, con la que ambas profesoras han podido conocer de primera mano los programas universitarios a favor de niños, niñas y adolescentes con altas capacidades.

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 30 de Marzo de 2019

 

Texto: Nelda Judith Anzar Martínez

Fotos: Cortesía