Los diabéticos desconocen que portan la enfermedad hasta cinco años después de presentar los primeros síntomas; Dr. Héctor Raúl Pérez Gómez

Obesidad, genética y entorno, los principales causantes del padecimiento

Los enfermos de diabetes desconocen que portan la enfermedad hasta cinco años después de manifestar los primeros síntomas, reveló el director de la División de Disciplinas Clínicas del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Dr. Héctor Raúl Pérez Gómez al inaugurar en representación del rector de este plantel, Dr. José Muñoz Valle el 1er. Simposio en Conmemoración del Día Mundial de la Diabetes que organizó la División de Disciplinas para el Desarrollo, Promoción y Preservación de la Salud, el Departamento de Enfermería Comunitaria y la Academia de Enfermería Comunitaria.

“El 14 de Noviembre es el día mundial de la diabetes dispuesto por la Organización Mundial de la Salud, pero todos los días y particularmente EN países como el nuestro debemos estar recordando esta patología”

Tras indicar que la diabetes es un gran problema de salud pública en México y en el mundo, Pérez Gómez reconoció que los estilos de vida saludables inciden de manera positiva en prevención, tratamiento y complicaciones de esta enfermedad.

Insistió que el diagnóstico temprano favorece mucho el tratamiento y se pueden evitar complicaciones. Y es que, la mitad de las personas que viven con diabetes desconocen que la tienen durante los primeros tres a cinco años, lo que representa mucho mayor riesgo de desarrollar neuropatía diabética, nefropatía diabética o retinopatía entre otras.

La jefa del Departamento de Enfermería Comunitaria del CUCS, Dra. María del Refugio Cabral de la Torre dio la bienvenida a los asistentes y posteriormente destacó que esta enfermedad cada vez se presenta a menor edad en la población, lo que resulta preocupante sanitariamente, al tiempo que señaló que el objetivo principal del Simposio es “que como personal de salud empecemos a crear hábitos saludables”.

“En esta casa de estudios tenemos el compromiso de preservar la vida con calidad a través de acciones de salud dirigidas a la prevención”.

Por su parte, el coordinador  del Programa Cardiometabólico de la Secretaría de Salud Jalisco, Dr. Alberto Ocampo Chavarría dictó la conferencia titulada “Panorama sobre la Mortalidad de la Diabetes Mellitus en Jalisco” en la que resaltó a la obesidad obesidad como crucial en el desarrollo de la enfermedad, además de la genética y del entorno.

El especialista subrayó que la Organización Mundial de la Salud informó que en 2018 se registraron 58 millones de muertes asociadas a enfermedades crónico-degenerativas a nivel mundial.

Añadió que en México ha crecido considerablemente la esperanza de vida, lo que a su vez también produce que haya un mayor riesgo de exposición de presentar enfermedades crónicas, además de los nuevos entornos y estilos de vida industrializados en los que se prefiere consumir comida procesada, comida rápida y bebidas azucaradas para ahorrar tiempo o dinero, así como el sedentarismo que provoca el uso indiscriminado del automóvil.

Ocampo Chavarría lamentó que en México el promedio de consumo diario de bebidas azucaradas es de 500 kilocalorías por persona, lo que desencadena un grave problema de sobrepeso y obesidad desde la infancia. Esto, dijo, se suma a que un niño con obesidad tiene el doble de probabilidades de ser una adulto obeso y con ello desarrollar diabetes, disminuyendo así la esperanza de vida, es decir hasta en 12 años de vida productiva.

Estas patologías, agregó el funcionario, también representan un problema en el presupuesto de salud ya que los pacientes no controlados, sufrirán complicaciones renales, visuales, neurológicas, entre otras aumentando exponencialmente el gasto en salud.

“La familia es el eje fundamental para consolidar procesos y valores pero también ahí aprendemos a comer y a tomar buenas decisiones con nuestros hábitos”

El especialista advirtió que cerca de 400 millones de personas a nivel mundial padecen diabetes en este momento y si continúa este crecimiento exponencial se estima que en el 2020 aumentará a 600 millones.

Dijo que el 50 por ciento de estos  enfermos morirán por alguna complicación cardiovascular y el resto por complicaciones de neuropatía diabética e insuficiencia renal crónica.

Invita a todos los profesionales de la salud a hacer detecciones oportunas a población con factores de riesgo, además de  hacer diagnósticos y recomendaciones oportunas para cambiar entornos y visión de la población.

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 19 de Noviembre de 2019

 

Texto: Natalia Barajas Morán y Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre