La medicina preventiva debe ser multidisciplinar para educar, informar y comunicar

Inaugura la Primera División las Jornadas Educación para la Salud: Doctor Jorge Grau Abalo

La medicina preventiva representa el cambio del sistema de salud en el país, afirmó el director de la División de Disciplinas Básicas para la Salud del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Dr. Eduardo Gómez Sánchez al inaugurar las Jornadas de Educación para la Salud: Doctor Jorge Grau Abalo que organizó en conjunto con la Coordinación de Extensión, el Departamento de Psicología Básica y la Maestría en Psicología de la Salud.

 “La educación para la salud es el motor que va hacer el cambio en el sistema de salud a nivel nacional”.

En representación del rector de este Centro Universitario, Dr. Francisco Muñoz Valle, el director de la División de Disciplinas Básicas para la Salud destacó la importancia de la promoción y prevención en salud, debido a que actualmente en el país estamos resolviendo las enfermedades cuando ya se presentan más no las estamos previniendo.

En su discurso inaugural, Gómez Sánchez subrayó la participación de los psicólogos en el equipo multidisciplinario dedicado a la educación y prevención para la salud, tras lo cual hizo entrega de un reconocimiento especial al Dr. Jorge Grau Abalo por permitir utilizar su nombre en estas jornadas y por su valiosa contribución en el campo de la Psicología de la Salud.

Tras el acto inaugural el doctor Jorge Grau Abalo dictó la  conferencia magistral: Promoción, prevención y educación para la salud: Modelos y métodos de trabajo.

El Dr. Grau Abalo es licenciado en Psicología de la Universidad Central de Las Villas, Cuba, especialista en Psicología de la Salud y doctor en Ciencias Psicológicas por la Universidad Estatal de Moscú. Profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, Cuba, investigador titular en el Instituto Cubano de Oncología y Radiobiología, jefe del Grupo Nacional de Psicología de la Salud,  miembro del Grupo Nacional de Oncología y coordinador del Grupo Nacional en Cuidados Paliativos del Ministerio de Salud Pública de Cuba. Además de ser vicepresidente actual de la Asociación Latinoamericana de Psicología de la Salud (ALAPSA). 

En su alocución, hizo énfasis en la importancia del estilo y modo de vida de la población en materia de educación para la salud, ya que estas conductas, creencias y actitudes individuales pueden ser riesgosas o favorables para el panorama a futuro de la salud pública.

Por ello, recalcó la importancia de la participación del profesional de la salud mental, al hacerse imponderable modificar estas conductas.

“Siempre pensamos que las enfermedades nos entran desde afuera, pero dejamos de ver el papel activo que tienen las personas en adquirir o no estas enfermedades”.

El conferencista invitado, explicó que los principales indicadores de estas conductas relacionadas al estilo de vida, son la alimentación, la actividad física, comportamientos de seguridad, consumo de sustancias nocivas, autocuidado, usos de servicios preventivos, adherencia terapéutica, comportamientos minimizadores del estrés y competencias para establecer relaciones sociales. Siendo el principal objetivo de la educación para la salud el promover la implementación en la vida diaria de la población de conductas protectoras o preventivas.

Grau Abalo hizo especial énfasis en que la promoción o prevención en salud no es sólo bombardear a la población con información médica de las diversas enfermedades utilizando medios masivos de comunicación, sino motivar a la participación social, concientizar a la población para interiorizar esta información, además de lograr que se adopten y mantengan conductas preventivas mediante el apoyo o acción conjunta de un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud. “Educar no es informar, lo incluye,  pero no puede restringirse sólo a eso”, es un proceso de formación de nuevas conductas. “No solamente tenemos que centrarnos en el ¿qué tenemos que cambiar? Sino en el ¿cómo?”.

EL especialista reconoció a la información, educación y comunicación como la clave para lograr estos objetivos. Debe ser un proceso de aprendizaje progresivo para permitir que la población adopte decisiones racionales e informadas.

“Lograr el cambio no es un asunto de fuerza de voluntad sino de toma de decisiones con base científica, según las circunstancias internas y del medio (autocontrol del comportamiento), lo cual debe ser progresivo, para lograr un mantenimiento y minimizar recaídas”.

Finalmente mencionó una investigación realizada en Cuba en la cual participó como investigador, hecha en población conformada en su mayoría (60%) por hombres entre 14 y 55 años, casados o con pareja, educación mínima secundaria, centrada en el control del tabaquismo y métodos de autocuidado, entre 2000 y 2001.

En este estudio se ofreció información sobre riesgos del tabaco. Al grupo de experimental se le implementó el modelo progresivo por etapas de educación para la salud, logrando un avance con mayor adherencia, lo que permitió demostrar que es superior el modelo de implementación conjunta de Información, educación y comunicación por etapas en comparación con sólo dar información a la población.

Las Jornadas de Educación para la Salud Doctor Jorge Grau Abalo, se llevaron a cabo los días 23 y 24 de Octubre en el auditorio Rodolfo Morán y Javier García de Alba del Centro Universitario de Ciencias de la salud de 09:00 a 15:00 hrs.

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 24 de Octubre de 2019

 

Texto: Natalia Barajas Morán y Nelda Judith Anzar

Fotografía Fryda Villa Alejandre