Maestría en Psicología Social


Presentación.

 

La Maestría en Psicología Social es un programa semiescolarizado y semiflexible que es administrado a través de un sistema de créditos orientados a aspectos formativos concretos. El posgrado pretende así formar sujetos capaces de ejercer una práctica profesional de alto nivel, cualificados para desarrollar y producir conocimiento en el campo de la Psicología Social a través de la investigación, la cual debe orientarse a solucionar problemáticas sociales complejas aportando respuestas y soluciones que permitan un desarrollo integral de la sociedad mediante la aplicación científico-técnica de las diversas ramas de la Psicología Social.

 

La flexibilidad curricular y una concepción  constructiva e integral de lo educativo y del aprendizaje constituyen su basamento pedagógico. Dicho así, es flexible porque se sustenta en una concepción de currículo como proyecto histórico social que deviene y se modela en el compromiso y la práctica de los sujetos sociales que en él participa y en los significados que sobre lo educativo se va construyendo por éstos mismos en la cotidianeidad del aula, las instituciones y los espacios sociales de la práctica profesional.

 

Además el posgrado esta caracterizado por un sistema tutorial que busca promover la generación del conocimiento orientado a la solución de problemas de carácter psicológico, siendo así, desde el punto de vista didáctico el programa tiene las siguientes características:

  1. Es de tipo tutorial debido a que la aceptación del estudiante reside en la aceptación del proyecto de investigación y/o aplicación en el acuerdo firmado por un tutor responsable respectivamente de la conducción del estudiante y del avance del proyecto para la obtención del grado.
  2. La metodología para la conducción del proceso de enseñanza-aprendizaje se basa en tres vertientes de una pedagogía activa:
    1. La metodología participativa para que el estudiante socialice sus productos académicos y trabaje en pequeños grupos para desarrollar un sentido crítico y propositivo.
    2. La solución de problemas en donde los conceptos, teorías y principios de los contenidos académicos se vinculan con los problemas educativos que son motivo de análisis en cada curso.
    3. El análisis de textos y de campos del conocimiento para que el propio alumno aprenda a problematizar y a relacionar las soluciones que los autores más recientes de diversas tendencias ideológicas dan a los problemas que se presentan en las diversas asignaturas.