Trabaja CUCS en una cultura de igualdad de género: Dr. Muñoz Valle

Se imparte Conferencia “Prevención de la Violencia de Género” a estudiantes del Centro Universitario

El Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), trabaja en una cultura de igualdad de género y cero tolencia al bulliyng y al acoso, reiteró el rector del campus, Dr. José Francisco Muñoz Valle al inaugurar la Conferencia Prevención de la Violencia de Género que, junto con creación de la Unidad de Defensoría de Derechos Universitarios recientemente aperturada en este núcleo universitario, da cuenta del abordaje preventivo con el que se está incidiendo aquí en la prevención y eliminación de este flagelo.

“Estamos generando los mecanismos para que nuestros alumnos y profesores, así como trabajadores administrativos y de primer contacto, sepamos qué hacer. Iniciando con quienes ustedes tienen el primer contacto que en este caso, son los coordinadores de carrera y posteriormente una vez que sepamos qué hacer y a dónde dirigirnos, seguramente entonces vamos a resolver muchos de estos problemas y sobre todo los vamos a resolver de manera inmediata”.

En el marco de la conferencia impartida por el promotor y defensor de los derechos humanos y miembro de Amnistía Internacional Mtro. Pablo Navarrete Gutiérrez, el rector del CUCS  insistió que este Centro es el primero en la Red Universitaria que cuenta con una Unidad de Defensoría de Derechos Universitarios, misma que es atendida por la Lic. Gabriela Aguilar Martín y que se encuentra ubicada en la División de Disciplinas Clínicas situada en el Edificio C, misma que se suma a las actividades que realiza la Comisión de Responsabilidades y Sanciones que ya opera en el Centro, donde los alumnos también pueden ser atendidos a fin de que sean analizados y en su caso, sancionados los casos que denuncien.

Muñoz Valle, detalló que ambas instanciass tienen el propósito de contribuir a la cultura del respeto entre las comunidad CUCS, promover los derechos humanos, proteger los derechos universitarios y coordinar las acciones de prevención de la violencia, así como dar atención a los casos cuando se presenten.

Es en este marco, que se dictó la conferencia impartida por el también ex coordinador de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de las Mujeres en el Auditorio Ramón Córdova, quien afirmó que son la discriminación y la violencia las expresiones más frecuentes de la violencia que sufren las mujeres en este país, sumadas a la pobreza y exclusión que coloca a las mujeres entre las más pobres de los pobres y a que 7 de cada 10 mujeres en México afirma haber sido víctima de violencia alguna vez en su vida, cuyo agresor es principalmente su pareja, y ser el hogar el lugar más proclive para violentarlas.

“Estoy impactado del grado de violencia contra las mujeres que estamos viviendo en nuestra ciudad, pero estoy más impactado del grado de complacencia social que tenemos frente al fenómeno de la violencia, nos estamos acostumbrando y eso es algo muy peligroso”.

Tras revelar que el segundo espacio más peligroso para las mujeres en México es el transporte público, seguido del espacio laboral y en cuarto lugar la escuela, Navarrete Gutiérrez dimensionó la magnitud de la violencia contra las mujeres que les compromete cada vez más la vida. Y es que,  mientras en 2018 se asesinaron a 9 mujeres por día, en lo que va de 2019 la cifra reporta 10 feminicidios diarios.

“De 1985 a 2018, en los últimos 33 años, más de 55 mil niñas y mujeres han sido asesinadas en México, cada vez con más saña y crueldad. Esto es tres veces el Auditorio Nacional, o es como si desapareciera toda la población de Chapala y de Cañadas  de Obregón, de esa magnitud. Por eso me parece importante dimensionar la violencia contra las mujeres”.

Consideró la violencia contra las mujeres como una forma de tortura, toda vez que el maltrato es intencional y es una acción consciente de quien la genera, además de que se propina con el propósito de controlar y someter, por lo que se trata de un flagrante delito.

Navarrete Gutiérrez se pronunció contra el machismo, la misoginia y la cultura patriarcal en la universidad, así como contra el amor de pareja que controla y somete, “este tipo de amor es opio de las mujeres, lo que la religión es a las masas”.

Aclaró que desde la universidad se puede abonar a la prevención, pero también a la sanción. De ahí la importancia de que exista una Unidad de la Defensoría de los Derechos Universitarios en este Centro Universitario, dijo, sin soslayar la condena social que es “fundamental para detener la espiral de violencia contra las mujeres”.

El secretario de la Coordinación de Planeación y Desarrollo Institucional de la UdeG, Dr. Omar Karim Hernández Romo expuso que desde 2016 se cuenta con un programa institucional de Igualdad de Género, tiempo desde el cual se ha capacitado a mil 300 estudiantes y 630 directivos en materia de género, cifra que se pretende duplicar al capacitar en cascada a profesores y alumnos como agentes de cambio.

En la mesa del presídium también estuvo presente el Defensor de los Derechos Universitarios de la UdeG, Dr. Dante Haro Reyes y la titular de la Unidad de dicha Defensoría en CUCS, Lic. Gabriela Aguilar Martín.

 

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 17 de Mayo de 2019

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre