Tiene lugar en Ciencias de la Salud la Semana de la Diversidad Sexual, Comunidad LGBT+ e Inclusión

El abordaje de la salud mental con un cruce específico en orientación sexual e identidad de género es vital para la comunidad de la diversidad sexual, trascendió.

Crímenes de odio, discursos de animadversión, mutilaciones genitales en personas intersex, discriminación, terapias de conversión (ecosix) y acoso escolar son algunas de las violencias que sufren las personas que integran la comunidad de la diversidad sexual LGBT+ (homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales, transgénero, transvestis e intersxuales), las cuales tienen como origen la  visión binaria del sexo que se reproduce, sostiene y normaliza dichas violencias.

Así lo expuso el director de Diversidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos dependiente de la Secretaría de Igualdad Sustantiva del Gobierno del Estado, Andrés Treviño Luna quien impartió la conferencia magistral “Violencia contra la población LGBTTTIQ” con la que se inauguró la Semana de la Diversidad Sexual, Comunidad LGBT+ e Inclusión Universitaria que organiza en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) el Departamento de Psicología Aplicada del 13 al 17 de mayo del presente año.

“La visión binaria del mundo, la visión binaria del sexo es la piedra angular de un sistema de exclusión y discriminación que produce una espiral de violencia”.

El funcionario del Gobierno del Estado, basó su exposición en el Catálogo de las Violencias  de la Liga Contra la Difamación, que presenta la “Pirámide del Odio”, la cual se erige desde la base de las creencias sostenidas en prejuicios para pasar a actos o comportamientos prejuiciosos que se van agravando y volviendo más complejos conforme escalan hacia arriba, hasta terminar en consecuencias peligrosas que ponen en peligro la vida, lo que se explica debido a que si las personas o las instituciones tratan los comportamientos en los niveles más bajos como si fueran aceptables o normales, el resultado es que los comportamientos en el siguiente nivel son tolerados y hasta aprobados.

El especialista en Diversidad expuso que esta escalada de violencia tiene su origen en el discurso que plantea el “binarismo de sexo” donde histórica y hasta científicamente se sostiene que los seres humanos nacen hombres o mujeres, lo que se ha convertido en una herramienta de discriminación estructural, afirmó.

“Algo que tenemos que tener firme en todas las carreras afines a la salud es que la ciencia es una herramienta en constante construcción y que ninguno de los argumentos científicos utilizados para denostar a las personas de la diversidad sexual, son válidos”.

Tras las creencias y los actos basados en prejuicios, figuran en el tercero escaño los actos discriminatorios consistentes en la violación de derechos humanos en todos los ámbitos sociales. El cuarto nivel de la pirámide lo ocupa la violencia activa basada en prejuicios y que se manifiesta en asaltos, daño a la propiedad, amenazas, violaciones, tortura y hasta asesinatos.

Citó como ejemplo los crímenes de odio perpetrados principalmente por el aparato policiaco, del que no existen cifras fidedignas pero que un estudio de Letra S, reveló que de 2013 a 2017 se perpetraron 400 asesinatos por esta causa, siendo los transvestis y transgénero las personas más atacadas.

“Esta violencia que fue escalando desde una percepción generalizada del binarismo de sexo, que pasó de chistes y comentarios hostiles a agresiones y violencias, también termina por trastocar la salud mental de muchísimas personas generando graves cuadros de depresión que terminan en suicidio. Es por eso que en un espacio como en el que están ustedes en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud, el tema de la salud mental con un cruce específico en orientación sexual e identidad de género, es vital”.

En el quinto y último nivel que se sitúa en la punta de la pirámide, figura el genocidio como un acto de odio, lo que ocurre hoy en día en contra de la población de la diversidad sexual, afirmó el Director de Diversidad del Gobierno de Jalisco, al citar el caso de Chechenia donde existe un campo de concentración para las personas LGBT+ por considerar que deben ser erradicadas de la sociedad.

En contraste, Treviño Luna propuso algunas acciones para prevenir, sancionar y eliminar la violencia en contra de las comunidad de la diversidad sexual, como; Contar con información de cuántos y quiénes la integran; Detener el abuso policial; Apostar por el cambio de cultura a favor de la  Diversidad en todos los ámbitos; Crear y fortalecer instituciones especializadas como la Dirección que él actualmente ocupa en el Gobierno de Jalisco; Trabajo en red en contra de cualquier entidad homofóbica; Garantizar el acceso a los derechos para prevenir la discriminación y la armonización del marco legislativo como la Ley de Identidad de Género de Jalisco, la cual ya está en discusión en el Congreso local.

Así como pugnar por erradicar la patologización de las orientaciones sexuales e identidades de género no normativas; Prohibir las cirugías no consentidas en las personas intersex y por último promover la participación de la sociedad civil en la lucha por una vida libre de violencia para todos.

La declaratoria inaugural de la Semana de la Diversidad Sexual, Comunidad LGBT+ e Inclusión Universitaria corrió a cargo del jefe del Departamento de Psicología Aplicada, Dr. Baudelio Lara García, quien fue antecedido por las palabras de bienvenida del Jefe de la Unidad de Educación Incluyente del CUCS y organizador del evento, Dr. Christian Israel Huerta Solano quien se pronunció por que este evento sea recurrente en el Centro Universitario.

Consulta el programa aquí: http://www.cucs.udg.mx/sites/default/files/calendario_-_semana_de_la_diversidad_sexual.pdf

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 13 de Mayo de 2013

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre