Regresar a la medicina preventiva, a la horizontalidad y a la participación transdisciplinar propone el Dr. Javier García de Alba García

El experto aseguró que el futuro del sistema de salud está en el trabajo multidisciplinario

En la cuarta y última sesión del Seminario de Salud Pública y sus Determinantes que organiza el Departamento de Salud Pública del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), se impartió la conferencia “Enfoque de la atención primaria renovada en el nuevo pacto de salud pública" que dictó el Director de la Unidad de Investigación Social Epídemiológica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Dr. Javier García de Alba García quien argumentó que las principales problemáticas del actual sistema de salud recaen en la verticalidad institucional en que operan los profesionales de la salud.

“La salud no se puede dar en el vacío social, se tiene que dar con la participación de todos, habrá que pensar de manera participativa”.

García de Alba García reiteró que los servicios de salud deben trabajarse de manera horizontal, es decir, alejarse de la mirada exclusivamente biomédica y reconocer la importancia de cada profesional del área de la salud, así como la manera en que estas se articulan entre sí para tener una visión completa del ser humano y por tanto del paciente.

Del mismo modo, aseveró que para poder desarrollar estrategias óptimas de salud que correspondan a las necesidades de la población, estas deben pensarse fuera del marco neoliberal, alejándose de los intereses “de algunos” pues según argumentó, los servicios de segundo y tercer nivel son priorizados debido a los acuerdos económicos que rodean “la industria de la salud”, a costa de la población.

En el mismo sentido, destacó la importancia de la prevención y el contraste que ofrecería un sistema en el que ésta se priorizara, argumentando que la mayoría de las enfermedades con mayor prevalencia en México son preveniblesr.

Por tanto, sugirió que la implementación del nuevo Pacto de Salud Pública sería la mejor oportunidad para corregir los errores que se han cometido “desde el siglo XIX”, pues señaló que los rediseños y cambios estructurales hasta la fecha han resultado en lo mismo.

"Si estamos hablando de un enfoque renovado, debemos esperar esa situación... no más de lo mismo, no que cambie todo para que nada cambie".

Finalmente, señalo que, dentro de este cambio que se ajuste a la realidad de la sociedad mexicana, se debe inculcar en los estudiantes de ciencias de la salud la responsabilidad social, la visibilidad de los problemas reales que afectan a la población, la compresión cultural de los usuarios de los servicios de salud y, reiteró, la horizontalidad de las prácticas médicas, ya sea con otros profesionales, permitiendo así el trabajo trasdisciplinar o con los usuarios de los servicios, lo que redundará por consiguiente en la mejora en la calidad del servicio.

                                                                                                              

A T E N T A M E N T E

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 28 Noviembre de 2018

 

Texto: Danae Barragán

Revisó: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Cortesía