Realiza Unidad de Inclusión talleres de sensibilización sobre discapacidad

Así se brinda apoyo a alumnos de nuevo ingreso con Condición del Espectro Autista

Con el propósito de sensibilizar a profesores y estudiantes en materia de discapacidad, la Unidad de Inclusión del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) organizó un taller de sensibilización sobre el Trastorno del Espectro Autista, cuya facilitadora fue la Mtra. María Elena Anguiano, especialista en Educación Inclusiva y docente del Sistema de Universidad Virtual, quien colabora desde hace tiempo con la Unidad de Inclusión.

La responsable de los talleres de sensibilización de la Unidad de Inclusión del CUCS, Maribel Flores Vicárraga puntualizó que tras la declaratoria de la Universidad de Guadalajara como incluyente, ésta recibe en sus aulas a alumnos con discapacidad motora, visual, auditiva, intelectual, psicosocial o múltiple, por lo que es importante concientizar a alumnos y profesores sobre las características de cada condición, las barreras que enfrentan y los apoyos que requieren.

“El objetivo de este evento es brindar un espacio para compartir con alumnos del CUCS la  condición del Trastorno del Espectro Autista. La dinámica con compañeros del Centro Universitario es para sensibilizar sobre promover la cultura y sensibilización del Espectro Autista para que asimilen esta condición en la dinámica escolar”.

Flores Vizárraga expuso que previamente, este mismo taller se ofreció a docentes en el que participaron 10 profesores y algunos jefes de Departamento de este plantel.

Anticipó que en breve, se realizará un “cinedebate” en el Centro Universitario para seguir abonando a la sensibilización y concientización sobre la discapacidad. El tema sobre el que versará el primer filme será sobre Trastorno del Espectro Autista. La fecha está aún por confirmar.

La especialista en Educación Inclusiva mencionó por su parte, que se han impartido talleres de información y sensibilización como éste a docentes y alumnos en otros centros universitarios y preparatorias de la Red UdeG donde acuden estudiantes con la condición del espectro autista.

La Mtra. María Elena Anguiano Narró que estos casos son identificados de hecho, desde que los aspirantes realizan los trámites de ingreso a la Universidad puesto que ahí tienen oportunidad de señalar que son personas con discapacidad, y posteriormente solicitar apoyo a la Unidad de Inclusión, para ello es necesario contar con un documento oficial que acredite la discapacidad. De esta manera, dichos aspirantes pueden solicitar hacer su examen de admisión en el Aula de Apoyo, en la cual cuentan con personal capacitado, es decir, intérpretes de lengua de señas mexicana, lectores para personas con discapacidad visual y personal para apoyar a aspirantes con discapacidad intelectual y psicosocial, además de contar con espacios accesibles y otras herramientas. También se les proporciona flexibilidad en el tiempo de duración de la prueba.

Lamentó, sin embargo, que muchos aspirantes prefieren omitir que son personas con discapacidad, generalmente por experiencias negativas previas que han tenido en otros espacios.

Expuso que gracias a que el CUCS cuenta con una Unidad de Inclusión propia, es posible brindarles a los alumnos con discapacidad y otras condiciones el acompañamiento y seguimiento necesarios, como notificar a los coordinadores de carrera, maestros y alumnos para trabajar en conjunto los ajustes razonables que requieren los estudiantes de acuerdo a cada tipo de discapacidad, a fin de que se lleve a cabo un proceso de inclusión adecuado.

Respecto a las recomendaciones para docentes y alumnos ante una persona con Trastorno del Espectro Autista, la especialista en educación inclusiva señaló que se debe evitar hacer señalizaciones que los puedan herir, no usar sobrenombres, no hablar en sentido figurado o con metáforas,  no abrumarlos con ruidos, apoyarlos en sus socialización y hacer que se sientan incluidos en las actividades y círculos sociales para favorecer así su potencial intelectual.

Puso como ejemplo el caso de un estudiante de la Licenciatura en Medicina del Centro Universitario de Tonalá que tiene esta condición quien con apoyo y seguimiento de la Unidad de Inclusión, personal del centro educativo y su familia, logró no sólo su ingreso a una de las carreras más difíciles sino que lo hizo colocándose entre los mejores 20 puntajes y hoy se desempeña con normalidad como estudiante exitoso con apoyo de sus compañeros a quienes ya se brindó una charla de información y sensibilización,  y maestros.

“Lo importante radica en ayudarlos a que ellos logren su potencial intelectual sin obstáculos”, concluyó, al añadir que aún falta mucho por hacer, pero que la institución y la sociedad ya  comenzaron a trabajar en ello.

A t e n t a  m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 30 de Agosto de 2019

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre