Persiste el reto de facilitar a las personas con Síndrome de Asperger cursar satisfactoriamente sus estudios en la UdeG: Especialista en Inclusión de UDGVirtual

Organiza Psicología Aplicada “Diálogo para la Inclusión Educativa de Estudiantes con Asperger”

La Universidad de Guadalajara (UdeG) tiene el reto de facilitar que las personas con Síndrome de Asperger cursen satisfactoriamente sus estudios de educación media superior y superior para que puedan concluir una carrera, reconoció aquí la maestra del Sistema de Universidad Virtual (UDGVirtual), María Elena Anguiano Suárez al participar en el “Diálogo para la Inclusión Educativa de Estudiantes con Asperger” que organizó el Departamento de Psicología Aplicada a través de la Mtra. Sara Gutiérrez Cruz, responsable de la Unidad de Educación Incluyente del CUCS, en el marco del Día Internacional de Síndrome de Asperger.

Para lograr lo anterior, dijo, es necesaria la capacitación de docentes y un trabajo de sensibilización con el personal administrativo y con los propios compañeros de aula. Es por ello que se organizó este encuentro entre docentes, padres de familia y alumnos de la UdeG con este Síndrome.

La especialista en el tema, mencionó que entre los retos que tiene que afrontar el sistema educativo desde el nivel primaria hasta la universidad son el diseño universal de las actividades y tareas a realizar y los ajustes razonables de acuerdo a las características de los alumnos con discapacidad, para dejar de imponer tareas innecesarias.

“Los estudiantes con esta condición coinciden en que no se respeta su estilo de aprendizaje ni características, y con frecuencia se les forza a realizar actividades que ellos podrían hacer de manera distinta y quizá mejor. Sin embargo, los docentes siguen contemplando productos y procesos únicos generalizados. Por ejemplo, realizar un ensayo, cuando para los pensadores visuales como ellos, los esquemas, videos, mapas conceptuales o presentaciones con audio son más apropiados”.

La especialista expuso que la tutoría ha sido una estrategia que ha servido para integrar a los estudiantes y buscar con ello eliminar barreras para el aprendizaje, pero reconoció que hace falta que los docentes reciban mayor capacitación sobre el tema.

La también colaboradora del Cuerpo Académico Inclusión y Marginación en la Era Digital de la UdeG, explicó que el Síndrome de Asperger es un trastorno del neurodesarrollo del tipo del espectro autista que hace que la persona tenga dificultades en el área de comunicación y de interacción social con conductas e intereses restringidos.

Agregó que en el aspecto educativo, son personas que no  entienden los juegos simbólicos de roles porque se les dificulta la representación de otros, de pequeños es común que enfilen o apilen objetos, se les dificulta entender el sentido figurado o el sarcasmo, además de que sus temas de interés los vuelven grandes especialistas porque se meten a fondo a estudiar y a investigar.

Tras advertir que suelen ser diagnosticados tardíamente debido a que es complicado detectar los signos que delatan el trastorno, Anguiano Suárez mencionó que en la UdeG se han identificado algunos estudiantes que han manifestado que son personas con esta discapacidad, quienes son canalizados a la Unidad de Inclusión, donde se les apoya y acompaña en su proceso de ingreso y durante sus estudios.

 

En el “Diálogo para la Inclusión Educativa de Estudiantes con Asperger”, participó también la especialista en Autismo del Instituto de Psicología y Educación Especial (INPSIEE), Mtra. Esperanza Navarro Martínez quien detalló que actualmente se brinda atención a 112 niños con Trastorno del Espectro Autista (TAE), de ellos el 80 por ciento presenta Síndrome de Asperger.

“Algo que me parece muy bueno de los niños que estamos atendiendo, es que en el 70 por ciento de los casos, son niños menores de 5 años, ya que anteriormente, los niños que atendíamos se les daba el diagnóstico hasta los 6 o 7 años”.

Expuso observaciones que ha hecho en el proceso educativo de alumnos con Asperger desde el acceso al sistema educativo, pasando por las dificultades para su permanencia y los logros alcanzados a su egreso.

Desde el inicio, dijo, enfrentan dificultades de acceso por temor al estigma y a la falta de apoyo, en tanto que durante la permanencia, enfrentan situaciones basadas en su hipersensibilidad y falta de habilidades sociales, pero sobre todo en las barreras que les impone el sistema educativo. Sin embargo, el egreso, cuando lo alcanzan, es para todos ellos prometedor ya que logran insertarse casi siempre de manera exitosa en el campo laboral.

En el “Diálogo para la Inclusión Educativa de Estudiantes con Asperger”, también participaron algunos familiares de jóvenes estudiantes con este trastorno, quienes explicaron que han tenido que vencer diversos obstáculos para lograr que sus hijos continúen su formación académica. Así mismo, los propios estudiantes (de la Prepa 2 y 4 así como de CUTonalá y UDGVirtual) expusieron sus experiencias y recomendaciones para logar un desarrollo escolar exitoso.

El 18 de febrero se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Asperger. La clasificación y concepto del Síndrome de Asperger se encuentra en debate luego de que desapareciera de la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales, de la Asociación Americana de Psiquiatría, para fusionarse en lo que hoy conocemos como Trastornos del Espectro Autista.

La Organización Mundial de la Salud, estima que uno de cada 160 niños tiene un Trastorno del Espectro Autista (TEA).

 

 

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 18 de Febrero de 2020

 

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Ximena Denise Alcalá Ramírez