La violencia contra las mujeres se ha agudizado durante la pandemia y las denuncias evidencian mayor intensidad y complejidad

Revela ponente brasileña durante conferencia sobre Violencia Doméstica en tiempos de COVID-19

“Violencia doméstica en tiempos de COVID-19” fue el título de la conferencia impartida virtualmente por la Mtra. Taynan Barbosa Mendes Barreto, trabajadora Social de la Junta de Enfrentamiento a la Violencia de Género de la Secretaría de Política para Mujeres, de Pernambuco, Brasil, que dictó en el marco del Seminario Internacional de Salud organizado semanalmente por el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y la Universidad Autónoma de Madrid.

La especialista expuso que la creación de la Secretaría de Política para Mujeres de Pernambuco, Brasil representa un logro social, ya que tiene como misión promover los derechos de las mujeres en dicha provincia, misma que trabaja desde diferentes frentes para desarrollar políticas de acompañamiento a mujeres víctimas de violencia de género y ofrece diversos  servicios en aras de fortalecer la aplicabilidad de la Ley María Da Penha, ordenamiento brasileño para enfrentar y combatir la violencia contra la mujer.

La especialista refirió que durante la pandemia, específicamente de los meses de marzo a julio del presente año en Pernambuco, los crímenes violentos letales intencionales han aumentado 11 por ciento respecto al mismo período del año pasado, en tanto que los feminicidios registran un incremento de 22 por ciento en el tiempo referido.

Añadió que también las llamadas al teléfono de la Red de Enfrentamiento de la Violencia de Género contra la Mujer han registrado 51 por ciento de incremento de marzo a julio de este año con respecto al mismo periodo del año pasado, además de que los casos reflejan mayor intensidad y complejidad. También se incrementó en 14 por ciento la colocación de monitores electrónicos para agresores, en el mismo período.

Expuso que los retos en la actuación de la Secretaría de Política para Mujeres, en el contexto de la pandemia son: Atender la necesidad de diversificar los canales de denuncia de las mujeres (teléfono, en línea y presencial con apoyo de comercios esenciales como farmacias o supermercados); Lanzar campañas de divulgación de los servicios destinados a la protección de mujeres; Otorgar capacidad legal a familiares o vecinos para denunciar; Garantizar respuesta rápida a las solicitudes de protección de mujeres y reforzar la articulación de redes tanto públicas como privadas dedicadas a la protección a mujeres.

La funcionaria de la Secretaría de Política para Mujeres de Pernambuco, Brasil ofreció datos del Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP) acerca de la violencia doméstica durante el periodo de confinamiento por la pandemia que le solicitó el Banco Mundial y en el que participaron seis estados brasileños, quienes ofrecieron información correspondiente a los meses de marzo y abril del presente año.

Detalló que las medidas de protección por urgencia durante la pandemia disminuyeron, es decir “las mujeres pasaron a tener más dificultad para llegar a las Comisarias, y por lo tanto para tener acceso a la justicia para hacer sus denuncias, debido al confinamiento”.

En contraparte, se incrementaron las llamadas al número telefónico de la Policía Militar, siendo las más comunes para pedir ayuda o denuncias de alguna agresión en el ambiente doméstico.

Barbosa Mendes Barreto señaló que el FBSP destacó el incremento de casos de feminicidio hasta en 400 por ciento en algunas provincias en los meses de marzo y abril del presente año en comparación con los mismos meses del año pasado.

Refirió que acuerdo a los registros de violencia doméstica por lesión corporal dolosa, se evidencia una variación negativa al igual que los registros de amenazas, en el periodo de marzo de 2019 y marzo de 2020 , esto debido a la dificultad de las mujeres para salir de sus casas a hacer las denuncias durante la pandemia.

“La baja de números de registro enseña que las mujeres están más vulnerables durante esta crisis sanitaria y tienen más dificultad para formalizar su situación de violencia, o sea tienen más dificultad para protegerse”.

Detalló que en el universo digital, de acuerdo a un estudio local, se revela un incremento de 431 por ciento en los registros de peleas vecinales entre febrero y abril de 2020, así como 52 mil menciones con contenido indicativo de pelas entre parejas en el mismo período y 5,583 menciones de situación de violencia. De este total, 25 por ciento de los relatos de paleas de pareja fueron posteados en fin de semana entre las 20:00 y 3:00 horas y el 67 por ciento de los relatos fueron hechos por mujeres.

“Esto nos lleva a reflexionar del peligro por la poca efectividad que hay de hacer estos registros en las redes sociales… es peligroso denunciar por esta vía, deben hacerlo en alguna institución o Comisaría”.

La especialista explicó durante su disertación, el concepto de género y de violencia contra las mujeres, al señalar que la categoría género se acuñó para diferenciar lo que es ser mujer y ser hombre en la sociedad, más allá de las diferencias biológicas.

Indicó que en los países de la Región de las Américas se tienen “muy arraigadas las cuestiones del machismo y del patriarcado que señalan relaciones desiguales, donde la relaciones de género son relaciones desiguales entre hombres y mujeres. Las mujeres son puestas en el papel de sumisión, restringidas al ambiente privado”.

Citó la Declaración de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que define la violencia contra las mujeres como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

“Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara”

Guadalajara, Jal., a 07 de Septiembre de 2020

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Cortesía