Grave déficit de médicos registra eL sector salud en México: OCDE

Investigador dela UAM imparte conferencia “Los recursos humanos de salud Pública en el Sistema Universal de Salud”

México presenta un déficit de 73 mil médicos de acuerdo con los parámetros que marca la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que propone que la tasa debe ser de 3.2 por cada mil habitantes y en el país es de apenas 1.7, similar a la de Nigeria, reveló el profesor investigador de la  Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), sede Xochimilco, Dr. Edgar Jarillo Soto al impartir la conferencia “Los recursos humanos de Salud Pública en el Sistema Universal de Salud”.

En su disertación, expuesta en el auditorio Dr. Roberto Mendiola Orta con la que se concluye el Seminario de Salud Pública y sus Determinantes 2019 B: La Transición del Sistema Nacional de Salud Pública, en honor al Dr. Francisco Javier Mercado Martínez que organiza el Departamento de Salud Pública y el Instituto Regional de Investigación en Salud Pública, el doctor en Ciencias en Salud Colectiva, indicó que Puebla, Oaxaca, Guerrero y Chiapas son los estados que presentan mayor déficit y menor tasa de crecimiento en profesionales de la medicina con  0.5, pero una tasa de crecimiento mayor que la de Jalisco que es de 0.4, según datos de 2006-2016.

No obstante, sigue siendo la Ciudad de México donde se registra un crecimiento de recursos humanos en salud del 0.9 por lo que se acerca a pasos acelerados a alcanzar el indicador que marca la OCDE, lo que deja al descubierto que “existe una distribución de profesionales de la medicina muy desigual en el país”.

Ante este contexto y con base en el nuevo modelo del Sistema Universal de Salud que propone el actual Gobierno federal y que incluye la atención médica preventiva, psicológica y nutricional, el especialista señaló que tan sólo en el IMSS, esto haría aún más grande el déficit de profesionales requeridos, faltando aproximadamente 20 mil enfermeros, 11 mil médicos y 3 mil 794 profesionales de otras disciplinas como Nutrición, Trabajo Social, Terapia Física, Psicología y personal de laboratorio, entre otros.

Proyectó con base en la tendencia de crecimiento poblacilonal que,  para 2020 se espera haya una población de 130 millones de mexicanos, por lo que  para conseguir una tasa mínima de 1.4 médicos por cada mil habitantes se  necesitará un incremento de 45 mil médicos y 230 mil para alcanzar el promedio de la OCDE (3.2).

En el año 2050 se estima que la población del país será de 150 millones, por lo que la necesidade para cubrir una tasa de 1.4 médicos por cada mil habitantes es de un incremento de 75 mil médicos y de 265 mil para cumplir con el promedio de la OCDE (3.2).

Añadió que pesar de que hay un porcentaje relativamente alto de alumnos que ingresan a las facultades de medicina públicas y privadas, la cantidad de titulados es de de apenas dos tercios e igual proporción de egresados que se titulan. Otra de las dificultades es que las universidades públicas no pueden ofrecer la formación a todos los médicos necesarios para cubrir el déficit, siendo el presupuesto el principal obstáculo.

Ante el nuevo modelo del Sistema Universal de Salud, el profesor investigador de la UAM resaltó por otra parte la importancia de la actualización de los planes curriculares de la mayoría de las Universidades que cuentan con facultades de medicina, cuyo enfoque debe centrarse en la medicina preventiva, así como de educación y promoción de la salud. Al tiempo que las instituciones deben garantizar el cumplimiento de la salud como derecho humano con todas sus implicaciones.

Puntualizó que el derecho a la salud engloba la necesidad de garantizar los satisfactores esenciales y las políticas de protección, así como políticas fiscales con orientación redistributiva consistente en que el mayor financiamiento provendrá de quien tenga la mayor riqueza. Esto, “a pesar de que la mayor parte de los impuestos son obtenidos por los trabajadores asalariados por el impuesto sobre la renta, siendo el impuesto de los grandes capitales el menor”.

Algunos de los factores principales a considerar como satisfactores del cumplimiento del derecho a la salud, concluyó, son la disponibilidad de infraestructura, cantidad de medicamentos, inmunizaciones y prevención de enfermedades. Así como factores relacionados con la salud pública como educación para la salud y participación social.

 

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 28 de Noviembre ce 2019

 

Texto: Natalia Baraja Morán y Nelda Judith Anzar

Fotografía: Cortesía