En 7 meses el LaDEER ha realizado más de 23 mil pruebas PCR

Gracias al prestigio logrado, ha sido seleccionado para validar pruebas rápidas en población mexicana

En tiempo récord de tan solo 10 días, se puso en marcha el primer laboratorio del Sistema de Diagnóstico COVID-19 de la UdeG en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), el cual entró en operaciones el 16 de abril de 2020, justo a un mes de haberse decidido el cierre de las actividades presenciales en esta Casa de Estudio y en pleno ascenso de la curva de contagios en la entidad.

Se trata del Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Emergentes y Reemergentes (LaDEER) del CUCS, mismo que tras su exitosa experiencia -a juzgar por su alta productividad y eficiencia en la aplicación de pruebas PCR bajo el sistema Drive Thru- ya suman 10 laboratorios de diagnóstico para COVID-19 en la Red Universitaria, informa la jefa del LADEER, Dra. Alejandra Natali Vega Magaña.

“El diseño y construcción del LaDEER fue en tiempo récord, trabajabamos jornadas de aproximadamente de 16 horas diarias. Lo que se hizo fue adecuar el espacio y tomar una parte del Laboratorio de Investigación en Microbiología, el cual ya contaba con la instalación de presión negativa, para hacer después una parte totalmente nueva que se montó en 10 días. A partir de esa construcción, se pudieron recibir las muestras de COVID. Iniciamos el 16 de abril y a la fecha ya estamos por cumplir los 7 meses”.

Explicó que gracias a que el CUCS y los demás centros universitarios cuentan con laboratorios para fines académicos y de investigación, la máxima Casa de Estudio de Jalisco pudo poner en marcha de manera oportuna el Sistema de Diagnóstico COVID-19 en la Red Universitaria.

Vega Magaña informó que a la fecha, el Sistema de Diagnóstico COVID-19 ha realizado 40, 621 pruebas PCR, de las cuales 23, 412 se han hecho en el LaDEER, habiendo sido el mes de julio el más productivo donde se llegaban a procesar hasta 300 pruebas diarias, cifra que hoy disminuyó a alrededor de 180 PCR diarias.

“Considero que para todo el personal que hemos apoyado al diagnóstico de COVID-19, ha sido un reto personal y profesional muy importante ya que nos ha puesto fuera de nuestra zona de confort y nos impulsó a trabajar arduamente para que nuestro laboratorio de diagnóstico fuera funcional, seguro y que diera un servicio oportuno a la población”.

Además de contar con la capacidad instalada, indicó que el CUCS se precia de contar con la expertise de prestigiados investigadores, clínicos y académicos quienes sumaron sus esfuerzos en planificar las adecuaciones que requirió el Laboratorio de Microbiología y Patología, además de diseñar el flujo de toma de muestras y el protocolo para su análisis y emisión de resultados.

Reconoció que el trabajo se tornó por algunos momentos un tanto difícil, ya que el desempeño del personal del departamento de Microbiología y de Biología Molecular del CUCS estaba dirigido hacia la investigación y no directamente hacia el diagnóstico. Fue gracias al trabajo en equipo y a la experiencia en diagnóstico del propio rector del CUCS, Dr. José Francisco Muñoz Valle como se pudo sortear esta limitante y atender todos los requerimientos de calidad, guías, normas de bioseguridad y procesos que exige el Instituto de Diagnóstico de Referencia Epidemiológicos (InDRE), quien le otorgó su aval para el diagnóstico.

Narró que el equipo se conformó inicialmente por 10 profesionales del CUCS quienes de manera voluntaria se sumaron a las tareas de conformar el laboratorio, para luego lanzar una convocatoria en busca de voluntarios, a la que se agregaron profesores, investigadores, egresados y estudiantes de posgrado del área de Biología Molecular, habiendo llegado a sumar 45 profesionales, algunos de ellos egresados tanto de CUCS como de CUCEI específicamente de programas de pre y posgrado relacionados con la Química.

Al descender la carga de trabajo, hoy en día permanecen 25 voluntarios ofreciendo sus servicios en el LaDEER, de los cuales solo 3 son externos al CUCS. En su calidad de voluntarios, la participación de cada uno se ajusta a su disponibilidad de horario. No obstante, el horario de atención al público está garantizada de lunes a viernes de 8:00 a 18:00 horas, lo que habla del excelente trabajo de equipo.

“Nosotros nos dividimos el trabajo en cinco áreas fundamentales del Laboratorio. La primera es el área de toma de muestras, la segunda es inactivación, la tercera es de extracción de ácidos nucleicos, la cuarta la PCR que es donde se determina la presencia del virus y por último el área de análisis y emisión de resultados”.

La también profesora investigadora del CUCS, refirió que con base en la experiencia adquirida, el equipo de voluntarios de CUCS y CUCEI ahora brindan asesoría y capacitación al personal de los laboratorios que se han ido abriendo en los centros universitarios regionales, sin dejar de mencionar que además, es el LaDEER el concentrador y distribuidor de reactivos y materiales de la red de laboratorios universitarios.

La jefa del LaDEER, resaltó que a tan solo 7 meses de su creación, el laboratorio fue seleccionado por la empresa P.M.I 12.10, S.A.P.I. de C.V. para validar pruebas rápidas en población mexicana.

“Son pruebas rápidas para el diagnóstico de COVID-19 mediante la detección de antígeno y de anticuerpos. El objetivo del estudio es validar la concordancia de éstas pruebas con la PCR que es el estándar de oro para el diagnóstico de COVID-19”.

Dejó en claro que estas pruebas rápidas ya cuentan con la aprobación tanto de la Organización Mundial de la Salud como de la Food and Drug Administration, (FDA por sus siglas en inglés) y señaló que dicha validación que se hace en el LaDEER, es con el fin de obtener la aprobación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

“La validación de pruebas rápidas podría beneficiar en la aplicación rápida y oportuna a poblaciones vulnerables que no cuenten con instalaciones apropiadas para el diagnóstico molecular, ya que solamente se necesita tomar la muestra y ponerla en el cassette y listo, lo cual es más económico y más rápido”.

Para ello, el LaDEER deberá evaluar a alrededor de 300 personas en un plazo de un mes.

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

“Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara”

Guadalajara, Jal., a 06 de octubre de 2020

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre