Buscan relación entre factores familiares y sociales con el consumo de alcohol y/o drogas en alumnos de nivel superior y medio superior

La adolescencia enmarca cambios biológicos, psicológicas y sociales que los hacen vulnerables al consumo de alcohol y/o drogas

La adolescencia es la separación de la dependencia infantil y la llegada de responsabilidades y compromisos nuevos en busca de alcanzar estabilidad. Es por esto, que se considera una etapa de exploración de intereses, búsqueda de independencia y logros como individuo, por lo que las relaciones con las redes de apoyo de los adolescentes recobran importancia. Sin embargo, en ocasiones la familia o amigos no le proveen de factores protectores que les permitan el manejo de crisis, pudiéndoles provocar el riesgo del consumo de alcohol o drogas.

Este escenario es planteado en la investigación “Ambiente familiar e influencia social asociados al consumo de drogas ilegales y alcohol en adolescentes” publicado por Kanek Jessica Herrera Chávez, Mariela Linares Rubio y Damaris Díaz Barajas, en la Revista Educación y Desarrollo No. 46 (Julio-septiembre de 2018) que edita trimestralmente el Departamento de Psicología Aplicada del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS).

Las autoras destacan que los factores de riesgo relacionados con el abuso de drogas en adolescentes están centrados en los problemas de conducta en la historia familiar; prácticas pobres de socialización; supervisión ineficaz de las actividades y compañías; disciplina laxa; relaciones pobres entre padres e hijos; conflicto familiar excesivo; desorganización familiar; así como estrés, aislamiento familiar y ausencia de red de apoyo familiar, por mencionar algunos.

Entre los hallazgos de la investigación destaca el que es en el el grupo de pares donde se registra un fuerte impacto en el consumo de sustancias nocivas para la salud, pues es en este donde se resguardan cuando la familia no les da seguridad emocional. Además, de ser donde se les enseñan conductas y actitudes socializantes. El consumo de alcohol y drogas, a su vez, se ve relacionado con la necesidad que surge en esta etapa por ser aceptado y tener reconocimiento social.

Para poder determinar la relación entre el ambiente familiar y la influencia social, con el consumo de drogas y alcohol en adolescentes no identificados como adictos; se realizó un estudio en 500 adolescentes,  de entre 14 y 22 años escolarizados, de nivel medio superior y superior. Se aplicaron 3 instrumentos: Escala de Ambiente Familiar, que mide la percepción del adolescente con respecto a la relación que tiene con los miembros de su familia nuclear, así como las características de sus padres y su relación como pareja; Cuestionario de Tamizaje de los Problemas en Adolescentes, el cual contempla siete áreas de funcionamiento, pero sólo se utilizó -debido al objetivo de la investigación- el área de uso/abuso de sustancias; e Instrumento para Medir Consumo de Alcohol en Jóvenes, el cual está conformado por 5 factores:  influencia social,  problemas sociales, ambiente escolar, autocontrol y dependencia.

Entre los principales resultados de este trabajo, se observó que los participantes no consideran tener problemas de consumo de alcohol y/o drogas, así como tampoco en su ambiente familiar, ni ser influenciados socialmente para el consumo de éstas. Sin embargo, el análisis muestra correlaciones significativas entre el consumo de alcohol y drogas, y el ambiente familiar, así como la influencia social y el consumo de éstas.

La investigación señala que el consumo de alcohol y/o drogas se está convirtiendo en algo cotidiano, llegando incluso a ser parte de la deseabilidad social, dado que dentro de los festejos familiares o reuniones sociales se encuentran presentes, lo cual puede llevar al adolescente al consumo e incluso al abuso de estas sustancias durante esta etapa y/o perdurando durante la vida adulta, toda vez que es cuando en el individuo aún no ha consolidado su identidad, por lo que se ejerce una mayor presión social para el consumo.

El artículo completo se encuentra disponible para su descarga en el siguiente link: http://www.cucs.udg.mx/revistas/edu_desarrollo/, donde además podrán consultarse otros artículos como “Construcción y validación en la Escala del Buen Trato en adultos mexicanos”, “Condiciones socioeconómicas y culturales en el nivel de bienestar psicológico de adolescentes argentinos”, “Una reflexión sobre el método de importancia-frecuencia y las redes semánticas naturales en el estudio de las representaciones sociales”, “Oralidad, lectura y redacción: enfoques académicos clásicos en torno a la comprensión y producción verbal”, “Exclusión e inclusión en procesos comunitarios”, “Ser maestra hoy y no morir en el intento. Características y problemáticas”, “Relación entre indicadores de deterioro cognitivo y quejas de memoria en personas mayores” y “Aprendizaje de las bases filosóficas de la problemática socio-ambiental, alimentaria y de salud con líderes campesinos”.

 

A T E N T A M E N T E

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 02 de Julio de 2018

 

Texto: Nathalia Atristain

Revisó: Nelda Judith Anzar