Analiza el Conversatorio de Bioética y Ética de Investigación, el caso del Dr. Paolo Macchiarini y las tráqueas biosintéticas.

La segunda sesión del conversatorio llevó el nombre “Integridad científica: El caso de tráqueas biosintéticas”

Tuvo lugar en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), el segundo Conversatorio mensual de Bioética y Ética de Investigación organizado por  la Academia de Bioética y Normatividad y por el Comité de Ética de Investigación en este núcleo universitario, con el tema: La Integridad Científica: el caso de tráqueas biosintéticas, para el cual se analizó el caso de. Dr. Paolo Macchiarini, quien realizó innovadores trasplantes de tráqueas sintéticas con una técnica basada en células madre entre 2011 y 2012, después del cual sólo dos de sus pacientes sobreviven.

 

El director Jurídico de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios en Jalisco (Coprisjal) de la Secretaría de Salud, Mtro Francisco Javier Paredes Sánchez expuso los dos casos que sobreviven a los procedimientos del Dr. Macchiarini, mismos que a pesar de ello, calificó de no exitosos, toda vez que ninguno de los dos pacientes cuenta hoy por hoy con salud plena.

 

Indicó que en éstos dos casos, se usaron implantes de donantes cadavéricos con un sembrado de células madre de la médula del paciente, a diferencia de los otros 7 casos, donde se incursionó en realizar tráqueas sintéticas con nanocomponentes, de cuyo material no se realizaron previamente estudios de bioestabilidad.

 

 “Hay un fallo en el pre, hay un fallo en el operatorio y en el post. Hay un fallo en la forma en que presenta su Currículum Vitae, en la forma en que se recaban los consentimientos informados porque lo hicieron con falsedades y en los países (Barcelona e Irlanda) en donde se realizaron no se cumplieron con los parámetros, su personal no tenía la capacidad científica, y en el posterior falló obviamente en el tema del reporte que fue falsificado y alterado, y así mismo también falló en el tema de la indemnización”. Al margen que presumía sus logros para obtener fondos.

 

El especialista hizo énfasis en la responsabilidad que en un caso como este tienen los terceros o personas morales, es decir las universidades, institutos y hospitales quienes por un lado, tienen la obligación de conducirse éticamente en las investigaciones y procedimientos que realizan, pero también tienen el derecho de apelar a la “objeción de conciencia institucional”. Lo que no hizo el prestigiado Hospital Universitario Karolinska, habiéndose sumido en una de las peores crisis de su historia.

 

Por su parte, el Investigador Titular D del IMSS con adscripción al Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO), Dr. Horacio Rivera Ramírez expuso ante profesores, investigadores y estudiantes del CUCS reunidos en el Auditorio de Patología, que las formas más comunes en las que se pasa por alto la ética son la falsificación, el plagio y la investigación experimental en humanos.

 

Citó como ejemplo el caso del Dr. Macchiarini, quien como investigador de Karolinska University Hospital, de Suecia publicó artículos que, posteriormente, fueron acusados de plagio.

 

A ese respecto, el investigador Titular D del IMSS, llamó la atención de los presentes al hacer referencia a que siete de cada 10 estudiantes de pregrado hacen plagio en algún momento de su vida estudiantil, lo que suele repetirse a nivel de posgrado, lo cual es preocupante, dijo.

 

Rivera Ramírez explicó  que para abatir estas prácticas nocivas en las universidades, los académicos deben promover “una cultura de cero tolerancia y predicar con el ejemplo”.

 

El Conversatorio cerró con algunas aportaciones de los asistentes, quienes se sumaron al análisis del caso, ofrecieron datos complementarios y en suma reprobaron la actuación del supuesto cirujano de origen italiano, además de coincidir en rechazar el plagio.

 

Para finalizar la presidenta del Comité de Ética de Investigación del CUCS, la  Dra. Irene Córdova Jiménez resaltó que el propósito del conversatorio es generar un diálogo interdisciplinario, sobre todo entre la medicina y el derecho, sin afán de juzgar a nadie, sino de tener en cuenta casos para aprender de ellos.

 

En el conversatorio se contó también con la presencia del Presidente de la Academia de Bioética y Normatividad del CUCS, Dr. Jorge Campoy Rodríguez, quien tuvo a su cargo la presentación de los ponentes.

 

A T E N T A M E N T E

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 14 de Marzo de 2018

 

Texto: Nathalia Atristain

Revisó: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre