Mensaje de error

Notice: unserialize(): Error at offset 95 of 100 bytes en _menu_link_translate() (línea 883 de /home/webcucs/htdocs/drudg7/includes/menu.inc).

7 de cada 10 niños, niñas y adolescentes en México aumentaron el consumo de alimentos no recomendables para su ingesta cotidiana durante la pandemia

Oficial de Salud y Nutrición de la UNICEF dicta conferencia “Salud Infantil en la Pandemia de COVID-19 en el marco del Seminario Internacional de Salud Pública

El consumo de alimentos no recomendables para su ingesta cotidiana (grasas saturadas, azúcares añadidos, bebidas azucaradas, botanas dulces y postres), registraron un porcentaje de consumidores superior al 70 por ciento en el grupo de niños niñas y adolescentes durante la pandemia, según la ENSARS-COV-2 (encuesta nacional de las características de la población durante la pandemia de COVID-19), afirmó el oficial de Salud y Nutrición de la oficina en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Dr. Mathías Sachse Aguilera al dictar la Conferencia “Salud Infantil en la Pandemia de COVID-19 durante el Seminario Internacional de Salud Pública que organiza el Departamento de Salud Pública del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara, junto con otras instituciones de educación superior y centros de investigación.

“Específicamente, el consumo de azúcares añadidos en niñas y niños de edad escolar tuvieron más del 90 por ciento de consumidores y fueron consumidos aproximadamente cuatro días a la semana… Entre el 13 y el 17 por ciento de los niños consume un vaso o más de refresco al día y cerca del 50 por ciento, consume poco menos de un vaso”.

Afirmó que de acuerdo a esta encuesta, el 47 por ciento de los padres, madres y tutores de niños, niñas y adolescentes de 2 a 11 años de edad tiene una percepción de aumento de peso durante la pandemia en este grupo de edad.

El especialista añadió con base en los mismos hallazgos, durante el periodo de confinamiento, se presentó una elevada utilización de dispositivos electrónicos como televisión, tablets o celulares como medio de entretenimiento aún en niños muy pequeños.

No obstante, entre los aspectos positivos que dejó la medida de distanciamiento social,  asentó Sachse Aguilera, fue que al interior de las familias, las madres, padres o tutores reportaron que mejoró su relación con los menores “lo cual es una muy buena noticia” y se traduce en un aumento de la convivencia y mayor tiempo de esparcimiento u ocio en el seno familiar.

“Sin embargo, también se vio que los menores comen y se desvelan más comparado con el periodo previo al confinamiento. También se ha observado que realizan menos actividad física, actividades de relajación y de lectura durante la pandemia”.

El oficial de Salud y Nutrición de la oficina en México de la UNICEF, fue enfático al señalar que la mala nutrición y el COVID-19 aumentan en familias vulnerables.

Es así que, el especialista reveló que la inseguridad alimentaria aumentó paralelamente al pasar del 23 por ciento de los hogares en México en 2018 a 36 por ciento en 2021, lo que habla de la falta de acceso a alimentos con alto valor nutricional.

Al respecto, detalló que en México antes de la pandemia más de la mitad de los hogares presentaba algún grado de inseguridad alimentaria, principalmente en los hogares rurales, donde este problema se incrementó hasta alcanzar casi 70 por ciento.

“Todavía tenemos más de millón y medio de niños y niñas con desnutrición crónica, tenemos que llegar a los hogares más vulnerables, que viven en pobreza y que están en zonas rurales alejadas”.

Hizo notar que la cobertura de los servicios de salud y nutrición de mujeres embarazadas y niños, niñas y adolescentes se redujo durante 2020, lo que es probable que se extienda a 2021, toda vez que México está entre los países con más altas cifras de infecciones por COVID-19 en menores de 18 años y presenta cifras muy altas de mortalidad en adultos.

“Todo esto genera estrés… el estrés en los hogares puede traducirse en un aumento de consumo de alimentos no saludables, ya que estos les brindan un confort momentáneo”.

Refirió que todos esto está vinculado a los determinantes de la mala nutrición, como lo es en el ámbito individual la lactancia materna versus la alimentación complementaria inadecuada; el consumo dietético inadecuado y el consumo insuficiente de agua potable, lo que se vincula con infección, inflamación y enfermedades.

A nivel familiar y comunitario, figura la inseguridad alimentaria en cuanto a cantidad y calidad de los alimentos a los que se tiene acceso, prácticas de alimentación inadecuadas, entornos de alimentarios poco saludables como la escuela y el propio hogar, publicidad engañosa y confusa de alimentos y bebidas, deficiente infraestructura para la actividad física, servicios de salud y nutrición inadecuados, servicios de agua potable, higiene y saneamiento insuficientes.

“Únicamente el 27 por ciento de los alimentos en las escuelas cumple con los estándares nutricionales y solo el 18 por ciento de las y los escolares consume un refrigerio saludable…. Se tiene evidencia de que los vegetales, frutas y agua simple tienen menos del 7 por ciento de disponibilidad en el entorno escolar, lo que es casi nada”.

Y a nivel social, sobresale en empleo informal, ya que quienes lo tienen no pudieron guardar la cuarentena recomendada por las autoridades, el desempleo, ingresos económicos insuficientes, bajo nivel educativo, falta de tiendas saludables sostenibles y equitativas en el entono, prácticas culturales con impacto negativo en la salud.

Luego de profundizar en datos relativos a la lactancia materna en México, el especialista quien fue miembro del Grupo Promotor por una Maternidad Segura en México, recomendó finalmente fortalecer y mejorar la nutrición en el país, garantizar el acceso a los servicios de salud y nutrición asegurando la calidad de la atención para la prevención, manejo y tratamiento de todas las formas de mala nutrición, promover y proteger la lactancia materna, promover la alimentación complementaria adecuada, asegurar el derecho al agua potable y saneamiento en centros de atención infantil, transformar el entrono alimentario para fortalecer el consumo de alimentos saludables y sostenibles, promover la actividad física, proteger las políticas de salud y alimentación de los intereses de la industria de alimentos y bebidas, monitorear y evaluar la implementación de políticas públicas y asegurar un presupuesto para ello.

Para conocer más sobre los resultados de la ENSARS-COV-2 el ponente ofreció el siguiente enlace: https://www.insp.mx/avisos/5463-resultados-encuesta-ensars-coronavirus-ensanut.html y para  acceder a recomendaciones en torno al COVID-19 en el ámbito educativo y acerca de cómo contribuir a un retorno saludable a las escuelas, así como recomendaiones para la salud mental de las y los adolescentes ante una nueva normalidad, recomendó consultar el siguiente enlace: https://www.unicef.org/mexico/

 

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

“Año del legado de Fray Antonio Alcalde en Guadalajara

Guadalajara, Jal., a 26 de abril 2021

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Cortesía

 

BOL 033

bursa escort bayan grkle bayan escort
bursa escort grkle escort