Si algo puede salvar al mundo es tratar a los demás como otro yo: Arnoldo Kraus

El médico y humanista impartió conferencia “El paciente como otro yo” en Ecos de la FIL 2019

Por segunda ocasión tiene lugar en este campus, Ecos de la Fil 2019 en el marco de la Feria Internacional del Libro, la reunión editorial más importante de Iberoamérica revestida de un extenso programa cultural en el que la literatura es la columna vertebral, además de ser un espacio para la difusión y discusión académica de temas de actualidad, es por ello que el rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Dr. José Francisco Muñoz Valle dio la bienvenida en este marco, al doctor y escritor Arnoldo Kraus quien disertó en el auditorio Ramón Córdova sobre “El paciente como otro yo”.

Tras refrirse al ponente como un hombre culto y humanista, Muñoz Valle señaló que los avances en la biomedicina han sido “espectaculares”, lo que lleva a hacer que el diagnóstico dependa de la “maquinaria médica”, así como el alto incremento poblacional y una demanda “exorbitante” de atención que exige el sistema de salud, tienden a sepultar la relación médico-paciente  y a redefinir de la función del médico.

“Una mayor conciencia entre el público, la creciente demanda de una mejor atención, una competencia más intensa, una mayor regulación de la atención médica, el aumento de los litigios por negligencia y la preocupación por los malos resultados, son factores que contribuyen a este cambio”. Ante esto, dijo el rector del CUCS, “el principio, es la adopción de un sistema orientado al paciente”.

EL profesor de la Facultad de Medicina de la UNAM y miembro del Colegio de Bioética, señaló desde la perspectiva de las amenazas que recibe la tierra por advertencias medioambientales, que se debe actuar de forma contundente antes del año 2030, ya que de lo contrario el impacto será catastrófico y “si desde la ética y la bioética no hacemos nada hoy, continuaremos siendo el cáncer de la tierra”.

Lo anterior, sólo se podrá revertir ponderando el sentido de humanidad, en el que el experto cifró la importancia de la bioética

“Cuando estamos hablando de una definición de humanidad, de lo que hacemos la mayoría de los que estamos acá y que tenemos de una u otra forma contacto con personas, es hablar del paciente como otro yo y esto es lo importante. ¿Qué hay que pensar cuando digo el paciente como otro yo? Pues que aquellos que seguimos haciendo medicina tenemos que aceptar que el vínculo fundamental para ejercer una actividad que tiene que ver con otra persona, parte de nuestro compromiso con la humanidad. Humanidad viene de humus y humus quiere decir tierra”.

Bajo este contexto, expuso que pensar en la otra persona como si fuera uno mismo, es todo lo que implica el ejercicio médico, ya esta perspectiva es fundamental para “ejercer bien el oficio”.

“Si algo puede salvar al mundo, entendiendo que el mundo está enfermo, es tratar a la gente como otro yo y ese se puede aprender con la ética. Yo insisto que debería ser una materia que se imparta desde primero de primaria hasta el último grado del doctorado. La ética debería de mamarse desde el útero, y desde lo que se aprende en casa. Eso nos convertiría en seres mejores y nos daría la posibilidad de fijarnos en el otro, hacer que el otro sea nuestro otro yo”.

Citó a diversos autores que vinculan la literatura con la medicina y a está con el paciente, pasando por Broryard Anatole quien describió la importancia del acompañamiento médico mientras el paciente cruza con la enfermedad; por Fiódor Dostoyevski que escribió sobre sus propias patologías en un intento de una radiografía no médica que describe el sufrimiento físico; así como por Emmanuel Lévinas, pensador francés que sugirió que “desde el momento en que el otro me mira yo soy responsable de él”; para referir finalmente a Charles P. Snow físico-matemático y literato quien planteo las dos culturas en el vaivén que mezcla las humanidades y la ciencia, a lo que después se agregó la sociología.

Realizó una crítica a la “invención de las enfermedades” proveniente de la industria farmacéutica, en contubernio con médicos que “prostituyen” su labor, además de apoyarse en intensas campañas mediáticas, capaces de transformar al sano en enfermo o en paciente perpetuo haciendo crecer así sus utilidades y colocando su poderío sólo por debajo del narcotráfico y la milicia.

De igual forma, lazó severas críticas a la “medicalización de la vida por la arrogancia de la medicina” creando enfermedad donde no la hay y vendiendo fármacos para enfermedades inexistentes como la disfunción femenina para lo que se lanzó la “pastilla rosa” que dejó jugosas ganancias a la industria.

“La farmacracia es la regla de la medicina, lo que la teocracia es la regla de Dios”.

Ante esta realidad, el Dr. Arnoldo Kraus expuso cinco virtudes para repensar al ser humano: 1. Compasión. 2. Discernimiento. 3. Integridad. 4. Fiabilidad y 5. Escrupulosidad.

La conferencia del segundo día de Ecos de la FIL en CUCS se intitula: “Nanotecnología exponencial” que impartirá la Dra. Gabriela León en el Auditorio Ramón Córdoba a las 11:00 horas.

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 02 de Diciembre de 2019

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre