Sería fatal que desapareciera el Seguro Popular: Julio Frenk

Exsecretario de Salud, en el sexenio de Vicente Fox, impartió conferencia en la FIL

La corrupción no es un problema del diseño del Seguro Popular cuando se dice que por esta causa hay que desaparecerlo, eso es un error. Lo acertado sería tomar medidas contra los funcionarios públicos deshonestos que destinan los recursos a otros fines y no atacar al programa, afirmó el doctor Julio Frenk, quien fue Secretario de Salud durante la Presidencia de Vicente Fox (2000-2006).

En su conferencia magistral “A quince años del Seguro Popular. Retos y perspectivas”, organizada por el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la UdeG, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), aseguró que si se desmantelara el Seguro Popular perjudicaría a las personas que están recibiendo tratamientos muy costosos financiados por el Fondo de Gastos Catastróficos, así como a los cuatro millones de familias mexicanas no asalariadas.

“120 estudios, sugieren que el seguro Popular ha disminuido drásticamente el número de mexicanos que enfrentan gastos catastróficos y redujeron la mortalidad infantil”.

Dijo que en 15 años, el Seguro Popular ha extendido la protección social en salud a más de 50 millones de personas; es uno de los esfuerzo de cobertura más grande en materia de salud en la historia de México.

Los gastos catastróficos por motivos de salud representan más de 30 por ciento del ingreso disponible para curar una enfermedad, declaró.

Antes del Seguro Popular había más casos de familias que vendían sus bienes y patrimonio, e incluso sus hijos tenían que trabajar desde la infancia para poder solventar los gastos vinculados a una enfermedad que requería tratamientos costosos, afirmó.

Frenk Mora, añadió que el diagnóstico para conocer el gasto en salud de las familias mexicanas en el año 2000, detectó que la causa número uno de empeño de bienes y propiedades se destinaba a pagar cuentas de salud, también era la causa número uno de quiebre de microempresas que no tenían seguro para cubrir cuentas por enfermedad.

Ante la pregunta ¿es seguro? Si por seguro entendemos la protección financiera que hace que la gente no se arruine económicamente por pagar por su salud, por supuesto que es seguro y es popular”.

En ese mismo año, más de la mitad de la población era no asalariada dijo, no contaba con protección financiera en materia de salud y había cuatro millones de hogares mexicanos que se arruinaban por enfermedades que implicaban altos gastos.

“La respuesta a este desequilibrio fue el Seguro Popular, que nace como producto de un diagnóstico basado en datos y que fue cuidadosamente documentado”, aseguró Frenk.

 El Doctor Honoris Causa de la UdeG, informó que en los últimos cinco años se atendieron en el Seguro Popular casi 100 mil niños que requirieron cuidados intensivos neonatales, lo que implicó un gasto de 4 mil 600 millones de pesos; más de 50 mil casos de cáncer de mama, con un gasto de mil 800 millones de pesos; 18 mil de cáncer cérvico uterino, y 94 mil de VIH o SIDA.

Frenk Mora agregó que 80 por ciento de los afiliados al Seguro Popular están en la clasificación más baja de ingreso y 9 por ciento en el más alto. Mientras que en la Seguridad Social, que incluye IMSS, ISSSTE y la que se proporciona a las Fuerzas Armadas, 4 por ciento están en la más baja y 80 por ciento en la más alta.

Dijo, por último, que mejorar la salud de los mexicanos es uno de los instrumentos más poderosos para salir de la pobreza, ya que los adultos son más productivos y pueden trabajar, y los niños tienen un mejor rendimiento escolar.

Respecto a los retos del sistema de salud mexicano, el actual rector de la Universidad de Miami, advirtió del creciente número de casos de enfermos crónicos en el país contra el estancamiento de la oferta de servicios médicos; el freno en la inversión pública en salud; la baja calidad en los servicios de salud contra el aumento en la cobertura; así como la segmentación del sistema de salud mexicano y la implantación heterogénea del Seguro Popular en el país, toda vez que no ha sido apoyados igual en todos los estados de la República.

Dijo que lo que hay que hacer es plantear una serie de reformas para consolidar al Sistema de Protección Social en Salud: 1. En lo legal para cambiar a la concepción de la seguridad social y que no sea vista como un derecho laboral sino como un derecho social. 2. En lo Financiero para que se eleve al 7 por ciento del PIB el presupuesto en salud y reforzar la arquitectura financiera del Sistema de Protección Social en Salud, a fin de  que se cree un Fondo Único de Aseguramiento en Salud, integrando. 3. En lo Gerencial, para consolidar la separación de funciones. 4. De Modelo de Atención bajo un esquema anticipatorio centrado en las personas, comprometido con la calidad, integral, continuo, diversificado, interconectado, sostenible, responsable e innovador. 5. Y en lo Participativo para que se le dé poder a los usuarios de los sistemas de salud.

 

 

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jalisco, 28 de noviembre de 2018

 

Texto: Martha Eva Loera y Nelda Judith Anzar

Fotografía: Gustavo Alfonzo