Las estrategias educativas son las más usuales en programas de prevención de accidentes, pero no las más exitosas

Son más exitosas si se combinan con modificaciones legislativas y hasta tecnológicas

A pesar de que  las estrategias educativas son las más utilizadas en la prevención de accidentes, muestran resultados contradictorios y su efectividad depende de muchos factores externos, reveló el director de la División de Disciplinas para el Desarrollo, Promoción y Preservación de la Salud del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Dr. Alfredo Celis de la Rosa.

El funcionario del CUCS por su  que los factores externos de los que depende el éxito de las estrategias educativas para la prevención de accidentes son entre otras, el grado de participación de la comunidad, la participación y voluntad política, así como las condiciones económicas y presupuestales de los programas tanto para su lanzamiento como para su continuidad.

“Son más exitosas cuando se combinan con otras intervenciones”, reveló el académico de Ciencias de la Salud al señalar que la estrategia educativa con la legislativa arroja grandes dividendos en la reducción de la siniestralidad y mortalidad por accidentes, lo cual implica identificar primero a los legisladores que estén comprometidos con el tema y que a su vez, éste se encargue de convencer a otros legisladores, lo que implica labor de cabildeo, muchas veces acompañada de la presión social de grupos organizados que también le apuesten al programa.

Al dictar la conferencia “Evaluación de los programas  contra Accidentes en Jalisco”  impartida en el marco del Seminario de Salud Pública y sus Determinantes 2017 B Evaluación de Políticas Públicas: Dr. Pablo Vidal Yerenas Ramírez, De la Rosa Celis agregó que las intervenciones preventivas más exitosas suelen estar acompañadas de cambios en la legislación como es la obligatoriedad para el uso del cinturón de seguridad al trasladarse en un vehículo automotor, la prohibición de conducir en estado de ebriedad y la instalación de equipo de seguridad en edificios, entre otras, de cuyo incumplimiento se desprenden severas multas económicas. Pero aun así, afirmó, su éxito estriba en su cumplimiento.

En este sentido, el también investigador del Departamento de Salud Pública del CUCS, en entrevista por separado elogió los programas Salvando Vidas y Fotoinfracción, mismos que son una insignia en la prevención de accidentes para el Gobierno del Estado, sin embargo, no por ello son del todo efectivos, sobre todo porque no se ha dado a conocer la magnitud de su éxito.

Destacó que otra estrategia de prevención de accidentes radica en la tecnología, como son los dispositivos de control de velocidad, las bolsas de aire, asientos portainfantes y demás elementos de seguridad pasiva de los vehículos, de los que se desprende un costo que “muchos no pueden pagar”, lamentó.

Si bien existen planes de acción en la materia, el especialista señaló que éstos carecen de objetivos alcanzables, medibles y realistas, suelen no expresarse “en término de frecuencia de lesionados, más bien se expresan en términos de resultados intermedios y cumplimiento de indicadores”.

El Director de la conocida como Tercera División del CUCS, hizo énfasis en la importancia de la Evaluación de los resultados, mismos que deberán medirse por el número de lesiones y defunciones evitadas y si el programa se implementó de la manera en que se planeó y cómo se benefició la población blanco, así como los problemas se presentaron en el camino y cómo fueron atendidos.

Así por ejemplo, citó datos del Observatorio de Lesiones del Estado de Jalisco perteneciente a la Secretaría de Salud Jalisco en los que destaca la reducción de muertes por accidente del año 2014 al 2016 en la zona metropolitana de Guadalajara, al pasar de 577 en 2014 a 537 en 2016 cuya fuente es el Servicio Médico Forense. Contrario a lo registrado en el interior del estado durante el mismo período al pasar de 674 defunciones por accidentes viales en 2014 a 757 en 2016.

Concluyó que aún falta diseñar intervenciones de prevención para los accidentes que ocurren en el hogar y en el trabajo.

A T E N T A M E N T E

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 27 de Septiembre de 2017

 

Texto: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Enrique Del Moral