Importante el papel de las mujeres en la defensa del medio ambiente y de la sociedad

Se dictó conferencia sobre Mujer y Medio Ambiente en el marco del Seminario Ignacio Martín Baró

La explotación y degradación de la naturaleza y la subordinación y opresión de las mujeres están vinculados en las sociedades patriarcales y capitalistas con base en la división del trabajo en donde a la mujer sólo le es asignado el cuidado de la naturaleza y los afectos, a eso se le llama Ecofeminismo aseveró la maestra en Ciencias del Comportamiento por la Universidad de Guadalajara (UdeG), Nadia Xochiquetzalli González Briseño, durante la conferencia “Mujeres y medio ambiente”, que impartió en el marco del Seminario Martín Baró que organiza el Departamento de Psicología Aplicda.

La especialista añadió que el Ecofeminismo  propone volver a poner el valor en el sustento de la vida, buscando las condiciones para que esta siga siendo posible, a través del cuidado de los recursos naturales y de los seres humanos.

Para entender la situación medioambiental actual, la también académica de la Universidad del Valle de México (UVM), explicó que el extractivismo (extracción de enormes volúmenes de recursos naturales con escaso procesamiento) y el desarrollo están conectados, debido a que  para lograr el crecimiento económico de un país, se necesita extraer recursos naturales para convertirlos en productos comercializables.

No obstante, detalló que esto suele generar despojo territorial en las comunidades, lo que generalmente inicia con la tala de árboles, lo que es común que lleve a la agricultura de monocultivo, para posteriormente pasar a pastizales de ganado. Así como a tierras para la explotación minera o a que éstas sean objeto del fenómeno conocido como fracking (fracturación hidráulica en busca de gas o petróleo)

A su vez, la Mtra. González Briseño, comentó que otro fenómeno del extractivismo que afecta a las comunidades en aras del “desarrollo social” es el uso de la militarización con lo que dijo, “se establece un estado de guerra contra los habitantes de la región para despojarlos de sus tierras, no es necesariamente una guerra armada, sino una guerra económica en la que se precarizan tanto las condiciones de vida que los pobladores se ven obligados a migrar”.

Además, añadió, que una de las situaciones más alarmantes contra el medio ambiente es la guerra por el agua, recurso que está siendo agotado por todas las formas de extractivismo, donde la contaminación es tal, que llega a ser inutilizable por mucho tiempo dado que contiene residuos agrotóxicos, lo que implica afecciones a la salud del ecosistema.

Con la finalidad de que los asistentes tuvieran un acercamiento con la realidad de las comunidades que experimentan alguna de las situaciones anteriores, González Briseño los invitó a visitar la página del Congreso Nacional Indígena, donde existe una sección llamada "Espejos", en la cual se puede conocer qué está pasando en una comunidad en cuanto a invasiones y despojos. Algunos de ellos fueron leídos en voz alta y la ponente explicó su relación con proyectos que aparentan promover el desarrollo, pero en realidad afectan los recursos naturales y hasta la salud de los habitantes de esas regiones.

Por otra parte, mencionó que la agroindustria, bajo la justificación de obtener alimentos suficientes, extrae grandes cantidades de recursos naturales, sin considerar las consecuencias sociales y ambientales. Un ejemplo de ello son los cañones antigranizo, que tienen el objetivo de prevenir la formación de tormentas que pudieran dañar las cosechas. Además, dicha industria fomenta relaciones de explotación con los campesinos, ofrecer condiciones laborales precarias y afecta la vida humana en comunidades enteras.

Por último y para intentar contrarrestar la amplia gama de efectos nocivos generados por el extractivismo, la activista en la defensa de la nutrición comunitaria, economía solidaria y organización social para la defensa de los territorios propuso ante la problemática expuesta, la “empatía radical”, misma que implica la capacidad de sentir e imaginar la posición del otro, tomar conciencia de que en cualquier momento también podríamos encontrarnos en una situación desfavorable, esto como medio para compensar la falta de conciencia hacia el daño ocasionado al medio ambiente y a la sociedad.

La conferencia tuvo lugar en el Auditorio Dr. Rodolfo Morán a donde acudieron estudiantes y académicos principalmente de la Licenciatura en Psicología.

 

A T E N T A M E N T E

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 11 de Abril de 2018

 

Texto: Nathalia Atristain y Carolina Saldivar

Revisó: Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre