Con tres nuevos académicos aceptados por la Academia Mexicana de Ciencia, la UdeG acumula 64 miembros vigentes

La más reciente incorporación del CUCS es de la Dra. María de la Luz Galván Ramírez

La Universidad de Guadalajara (UdeG) acumula 64 académicos incorporados a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), tras las tres nuevas incorporaciones de igual número de investigadores recientemente  aceptados en una de las organizaciones científicas más importantes del país por su historia y la solidez académica de sus dos mil 832 adscritos.

 

El Coordinador General Académico de esta Casa de Estudio, doctor Carlos Iván Moreno Arellano, dijo en rueda de prensa que estos ingresos significan un reconocimiento a la trayectoria de los investigadores, pero también a los esfuerzos en la UdeG para impulsar la investigación en el contexto global.

 

Detalló que estos 64 académicos en la AMC, representan a dos por ciento de la membresía de esta organización, una cifra que consideró baja si se toma en cuenta que la UdeG es la segunda universidad más grande del país, con más de mil 400 investigadores en el Sistema Nacional de Investigadores, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), lo que representa un reto importante para aumentar el número de miembros.

 

Destacó, además, que la proporción de mujeres científicas en la AMC es de 33 por ciento, mientras que en la UdeG esta cifra es de 26 por ciento.

 

En México hay una incipiente formación de doctores y doctoras de cerca de nueve mil al año, una cifra baja en relación con Brasil, que gradúa a 20 mil anualmente y a Estados Unidos, con 70 mil en el mismo lapso. Si se quiere aumentar esta cifra, dijo Moreno Arellano, México debe de aumentar la proporción de estudiantes de doctorado, debido a que en el país hay apenas 40 mil.

 

La doctora María de la Luz Galván Ramírez, especialista en ciencias biomédicas e investigadora del Departamento de Fisiología del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), fue aceptada en la AMC en el área de las ciencias naturales; la doctora María Teresa Prieto Quezada, del Departamento de Políticas Públicas, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), ingresó en el área de ciencias sociales; mientras que el doctor Héctor Sevilla Godínez, especialista en filosofía y académico del Centro Universitario de los Valles (CUValles), fue admitido en el área de humanidades.

 

Galván Ramírez es química farmacobióloga por la otrora Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Guadalajara en 1982. Es maestra en Ciencias con especialidad en Biología Celular y doctora en Ciencias de la Salud con orientación en Ciencias Biomédicas, por la misma casa de estudio. Es académica de la UdeG desde 1984.

 

Galván Ramírez ha realizado estudios en enfermedades parasitarias y toxoplasmosis durante 30 años; en esta última área ha hecho investigaciones en diferentes grupos de riesgo, debido a los daños que causa en el sistema nervioso central. Actualmente, trabaja en los riesgos que supone la toxoplasmosis en el embarazo durante el segundo y tercer  trimestre de gestación, que coincide con el aumento de hormonas en la mujer.

 

Sus líneas de investigación incluyen tres áreas relacionadas con ciencias de la salud: infecciones parasitarias y sistema nervioso; Biología molecular de los mecanismos de invasión y señales intracelulares involucradas en el parásito toxoplasma gondii.

 

En esta última línea, sus contribuciones se cuentan entre las pioneras en explorar la participación hormonal en la modulación de la respuesta a la infección por este parásito.

 

Para la profesora investigadora del Departamento de Fisiología, su ingreso a la AMC significa no sólo continuar con el trabajo diario, sino también participar en olimpiadas del conocimiento, veranos de la ciencia y otros programas con el fin de apoyar a los jóvenes como futuros científicos.

 

 

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

“Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara”

Guadalajara, Jal., a 17 de febrero de 2020

 

Texto: Mariana González y Nelda Judith Anzar

Fotografía: José Díaz