Cierra con balance positivo Léala 2015

Se cumplieron muchas metas” en lo que respecta a visitantes, contacto y venta de libros, eventos y la participación de la ciudad de México como invitada de honor

Los Ángeles, Estados Unidos.- El balance previo al cierre de la cuarta edición de la Feria del Libro en Español en Los Ángeles (LéaLA), es que “se cumplieron muchas metas” en lo que respecta a visitantes, contacto y venta de libros, eventos y la participación de la ciudad de México como invitada de honor, señaló la directora general de LéaLA, Marisol Schulz Manaut.

Precisó que con base en sus conversaciones con editores, autores y lo que ha visto con el público, los pasillos llenos, los eventos, algunos salones rebasados y las firmas de libros con largas filas, “vemos una edición muy exitosa”.

A la Feria, que se realiza en el Centro de Convenciones de Los Ángeles, California, han ido personas no sólo de esa urbe, sino también de otros sitios vecinos y otros no tan cercanos. Asimismo, de diversas regiones de Baja California, por ejemplo, de Tijuana ha llegado más de un autobús diario.

“Los editores están muy contentos” y hay muchas obras agotadas. En sus conversaciones con algunos escritores, le han dicho que sus libros ya se vendieron todos, como los del escritor Benito Taibo y la periodista Sanjuana Martínez. Los editores han tenido también una posibilidad de mercado, que es otro de los intereses de la Feria: abrir el mercado del libro en español. La directora general de LéaLA, apuntó que se han ido cumpliendo con el paso del tiempo.

Sobre la primera vez que hubo actividad para el área profesional, dijo que les fue de maravilla: tuvieron 90 bibliotecarios y que ellos se mostraron muy contentos. El viernes fue cuando los editores vendieron más libros por la presencia de bibliotecarios, ya que fue el día de la actividad profesional, pero lo más importante -porque la venta no es exactamente en la Feria-, es que hicieron contactos para la compra de catálogo a futuro. “Para los editores fue un cambio muy positivo y van a continuar con esa idea en este sentido”, precisó.

El reto mayor de LéaLA es siempre económico, agregó. Tiene pequeños subsidios de la Universidad de Guadalajara (UdeG), del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y de otras instancias mexicanas, además de patrocinios privados: de pesos mexicanos que se deben invertir en dólares, pero que es algo muy valioso “porque se invierten en la gente”.

Sí va a haber otra edición, precisó, y el reto es conseguir la superación. Sobre la periodicidad bienal y el posible retorno a la anual, comentó que depende de los recursos económicos y “tendrá que haber un consejo de administración que se reúna. Es un trabajo, no de una persona o algunas, sino de todo el consejo de administración” y se informará en cuanto se tenga alguna determinación.

El Salón infantil Cri-Cri fue muy exitoso, el homenaje a García Márquez con Ofelia Medina, el estand de la ciudad de México ha tenido lleno total, con familias visitándolo y niños jugando.

 

“Para mí, el mayor éxito es ver familias con niños latinos y ya no sólo latinos, sino de otras latitudes, que refleja la multiculturalidad de Los Ángeles. Esta Feria, agregó, rompe con muchos mitos y es tan evidente que emociona”.

Sobre la asistencia del público, señaló que el objetivo era llegar a 100 mil (ante 85 mil en la edición pasada), y que la percepción fue que asistió más gente que nunca: “aunque los pasillos son más anchos, han estado llenos”. La percepción de ella, de los editores y escritores es que hay más gente.

Las cifras de la cuarta edición de LéaLA se darán a conocer más adelante. Entre las cifras del inicio de la Feria, se tenían 312 sellos editoriales, 187 participantes en el programa editorial, 70 profesionales del libro y la meta de llegar a 100 mil asistentes.

En el último día de esta edición, se llevaron a cabo los homenajes al periodista Julio Scherer y al escritor Vicente Leñero, así como al líder comunitario César Chávez.

Comunicación Social CUCS