Analizan la discapacidad desde tres paradigmas epistemológicos

El Departamento de Psicología Aplicada realiza la I Jornada Conmemorativa por el Día Internacional de la Discapacidad

En el marco del día Internacional de la Discapacidad el Departamento de Psicología Aplicada del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), organizó la conferencia titulada Paradigmas  de la Discapacidad y su Vigilancia Epistemológica, a cargo del Secretario de la División de Disciplinas para el Desarrollo, Promoción y Preservación de la Salud, Dr. Israel Huerta Solano.

El ponente inició dejando en claro que la discapacidad se puede abordar desde un enfoque social, médico o ambos, sin que ningún paradigma sea superior al otro. Debido a esto se tiene que hacer una revisión epistemológica para analizar el sustento de cada concepto.

Explicó que los conceptos parten de generalizaciones de las cuales se hace una estandarización para determinar mundialmente un monosémico (un solo significado). Es por ello, dijo, que la discapacidad no se puede identificar como un concepto sino como un constructo al cual, se le da forma de manera deliberada con objetivos científicos sin necesidad de una aceptación consensuada, ya que puede variar de un grupo de investigación a otro y puede tener múltiples significados.

“La propuesta que nosotros hacemos es evitar que la discapacidad se estudie como una perspectiva o versión y sí como un paradigma que nos permita adherirnos a cuestiones científicas, distintas formas de estudio y que además nos va permitir un análisis conceptual, prescriptivo, descriptivo y normativo de lo que es la discapacidad”.

Huerta Solano, propuso el estudio de la discapacidad a partir de tres paradigmas: El paradigma biologicista, el cual se centra en la patología específica que tiene la persona, está centrado en el déficit y con un enfoque totalmente médico y científico. Lo cual, advirtió, jamás se debe comparar con las capacidades sociales.

Expuso el paradigma funcional, el cual se rige bajo el funcionamiento normal de las personas -según se puedan integrar a la sociedad- con el que se busca rehabilitarlas. Este paradigma los considera como “miembros desviados” de la sociedad. No hace diferencia entre un impairment (discapacidad únicamente física/médica) y discapacidad social. Este, exige profesionales rehabilitadores y un alto gasto público para rehabilitar a los “miembros desviados”. Está centrado en minorías vulnerables que la misma sociedad capitalista hace que sean vulnerables.

“Las cifras de la OMS indican que el 15 por ciento de la población mundial tiene alguna discapacidad y de ese total,  80 por ciento vive en pobreza. Es alarmante que en países como Bolivia, Venezuela, México, Perú y Ecuador el índice de pobreza de las personas con discapacidad física es mayor al 90 por ciento y sólo entre el 3 y el 8 por ciento tiene un empleo bien remunerado”.

El también profesor investigador del Departamento de Psicología Aplicada, destacó que este fenómeno socialmente es apoyado al apartar a las personas con alguna discapacidad y hasta invalidarlos por no ser generadores de capital, lo que finalmente propicia la exclusión social. Esto lleva a la creación de programas gubernamentales asistencialistas basados en la entrega dde becas o apoyos económicos, desencadenando así, más personas de esa minoría vulnerable.

El tercer paradigma propuesto es el posmoderno, el cual hace énfasis en estudiar la discapacidad desde un enfoque científico e individual, sin centrarse en el disabilismo (conducta discriminatoria, opresora o abusiva). Este enfoque admite que todas las personas están invalidados socialmente de alguna manera (diversidad sexual, situación económica, conocimiento, etc.) a lo largo de la vida.

“Nosotros como profesionales de la salud y como psicólogos tenemos que abogar por el reconocimiento del otro, sus derechos humanos y el verlo igual a mí”, sentenció.

El día Internacional de la Discapacidad se celebra el día 3 de Diciembre desde 1992 por decreto de la Organización de la Naciones Unidas, con el objetivo de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política social, económica y cultural. 

 

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 03 de Diciembre de 2019

 

Texto: Natalia Barajas Morán y Nelda Judith Anzar

Fotografía: Cortesía