Acompañamiento psicosocial como herramienta colectiva contra la violencia actual

Continúan las sesiones mensuales de la 4ta edición Seminario Martín-Baró con la temática del Apoyo Psicosocial

La segunda sesión del Seminario Martín-Baró de este ciclo lectivo, se enfocó en la experiencia de los acompañantes psicosociales en el contexto mexicano actual, que en palabras del ponente invitado y coordinador de Formación de la asociación  Aluna Acompañamiento Psicosocial A.C., David Bermúdez Jiménez, el país que enfrenta una grave crisis social que pone en riesgo a la población en general y, por lo tanto, determina las condiciones de la labor de acompañamiento.

“En México actualmente estamos viviendo una de las crisis humanitarias más graves a nivel global. Tenemos cifras alarmantes en desaparecidos, asesinatos, la tortura es una práctica sistemática, masacres… estamos viviendo niveles de violencia que no habíamos visto antes en el país y que parecen propios de los contextos de guerra”.  

Estableció que la importancia de la formación es fundamental para el desempeño óptimo de la labor de acompañamiento, sin embargo también destacó que la formación teórica no siempre está a la altura de las necesidades puesto que, en las condiciones sociopolíticas actuales, no existen marcos de referencia que abarquen los fenómenos en su totalidad.

“La formación en acompañamiento psicosocial es necesaria pero no es suficiente, se requiere ir y hacerlo para entender qué es lo que necesitamos saber.”

Asimismo, Bermúdez Jiménez reflexionó que, a pesar de que el trabajo de Acompañante Psicosocial es tan subjetivo como quien lo realiza, un aspecto generalizable es el impacto que puede causar al estar “expuesto” a la recuperación de crímenes atroces en contra de la dignidad humana y que puede desencadenar ciertos problemas como traumas vicarios, es decir síntomas de ansiedad, depresión y miedo a partir de la vivencia de los otros, y estrés laboral sobrecogedor (Burnout), por lo que resaltó la importancia de reconocer este tipo de labor como un proceso colectivo que no puede hacerse de manera individual.

“Este tipo acompañamiento no se puede hacer de manera individual, necesitamos un equipo de referencia, de acompañamiento porque estos casos, estas situaciones, rebasan nuestras capacidades... es muy duro tocar todas estas situaciones y nos van a golpear fuertemente, por eso es importante construir equipos de acompañamiento organizado, porque se vuelve un factor clave para resistir".

Finalmente el ponente concluyó en que, si bien puede parecer que es un trabajo complejo y hasta aterrador, es una de las profesiones más enriquecedoras en muchos niveles puesto que involucra la empatía por encima de todo, así como estar en constante aprendizaje teórico-práctico, el trabajo colaborativo y sobre todo, la aportación hacia las luchas sociales que buscan mejorar las condiciones de vida de la población.

“Sabemos lo importante y riesgosa que es la labor activista y por eso (en Aluna) acompañamos a los sujetos políticos que buscan cambiar las condiciones en las que viven… estos colectivos o comunidades viven en constante riesgo porque son la voz visible que denuncia las situaciones de injusticia social”.

La cuarta edición del Seminario Martín-Baró titulado “Acompañamiento Psicosocial en Graves Violaciones a los Derechos Humanos” es organizado por la Academia de Psicología Social del Departamento de Psicología Aplicada en colaboración con Aluna Acompañamiento Psicosocial A.C. y tendrá sus próximas sesiones los días 20 de marzo y 16 de mayo a las 11:00 en el Auditorio Rodolfo Morán.

A t e n t a m e n t e

 

“Piensa y Trabaja”

 

 Guadalajara, Jal, a 27 de febrero de 2019

 

Texto: Danae Barragán

 

Revisó: Nelda Judith Anzar

 

Fotografía: Fyda Villa Alejandre