Abre programa de actividades 2019 por el Día de Muertos, conferencia magistral “Separación, pérdida y duelo”

Actividades académicas y culturales nutrieron el programa, además del pan de muerto y chocolate caliente para los asistentes

El duelo por la muerte de un ser querido permite liberar vínculos emocionales con el difunto y desarrollar la capacidad de ajustarse al cambio, expuso el jefe del Departamento de Psicología Básica del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Mtro. Francisco Gutiérrez Rodríguez  al dictar la Conferencia Magistral “Separación, pérdida y duelo” en el marco del panel académico con el que dio inicio el Programa de Actividades 2019 del Día de Muertos que se organizó en conjunto con la Coordinación de Extensión, mismo que arrancó con la tradicional degustación de chocolate y pan de muerto para los asistentes a la conferencia.

Gutiérrez Rodríguez, refirió que las distintas reacciones ante la muerte dependerán de las habilidades de afrontamiento adquiridas a lo largo de la vida ante eventos que implican una pérdida, ausencia o separación.

El jefe del Departamento de Psicología Básica señaló que el principal factor que puede hacer patológico a un proceso de duelo es aquella depresión que no recibe una atención profesional, esto debido a que culturalmente se adoptan conductas evasivas o de falsa fortaleza ante el dolor que provocan las pérdidas,  ausencias o separaciones.

“Estas maneras de vivir el duelo dependerán de diversos factores como el apego, si la muerte fue repentina o violenta, muerte esperada en personas con enfermedades crónicas o incurables, factores culturales, etc.”.

Rodríguez Gutiérrez hizo referencia a cambios socioculturales en torno a la muerte, toda vez que una nueva forma de expresar condolencias es a través de redes sociales; los ataúdes ahora se venden con características biodegradables y hasta con refrigeración; las lápidas pueden incluir código QR para poder ver fotos o videos del difunto; técnicas de plastinación con las que se puede conservar un cuerpo intacto y prácticas de cremación en la que convierten las cenizas en diamantes o plantas.

Sin embargo,  reconoció que estas nuevas prácticas no favorecen un duelo terapéutico, ya que no propician una resignación.

“Pero no todos los avances han sido desfavorables, en países como el nuestro en el que se producen gran cantidad de muertes violentas se han desarrollado técnicas de reconstrucción facial o de otras partes corporales de cadáveres para que los familiares de los difuntos cuando requieran identificarlos no tengan un impacto tan traumático que vuelva aún más difícil el duelo y produzca estrés postraumático”.

Destacó que los profesionales de la salud que están en contacto constante con la muerte también deben buscar la higienización mental, ya que deben empezar con la salud mental propia para poder apoyar de manera adecuada a los pacientes o deudos.

El jefe del Departamento de Psicología Básica detalló que un duelo terapéutico puede tener una duración de hasta un año, pasando por diferentes etapas como negación, ira, negociación, depresión y aceptación que se pueden vivir en distinto orden. Para sobrellevar terapéuticamente el duelo recomendó durante todas las fases acompañamiento emocional de familiares, amigos y asesoría psicológica. 

Expuso que por el contario, un duelo patológico se considera cuando se presenta con una duración mayor a un año y se caracteriza por síntomas como: “percibirse como un ser incompleto e infeliz sin el ser querido, dejar de hacer actividades cotidianas, evitar hablar del tema, entre otros”.

Finalmente hizo énfasis en que los profesionales de la salud pueden coadyuvar en este proceso aprendiendo a dar malas noticias a familiares y a hablar con tacto.

“Podemos ayudar a hacer un poco más sencilla esa experiencia de duelo.  Como profesionales de la salud tenemos que tener muy claro que si vamos a trabajar con un doliente o con personas con ideación suicida debemos de saber que la vida vale la pena vivirla”.

El Mtro. Francisco José Gutiérrez Rodríguez quién es licenciado en Psicología egresado del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, es maestro en Ciencias de la Salud Pública por este mismo centro universitario, es exdirector y fundador del Centro de Intervención en Crisis del Gobierno del Estado de Jalisco y fundador del Centro de Evaluación e Investigación Psicológica del CUCS.

El Programa de Actividades 2019 por el Día de Muertos, incluyó un vasto programa académico, una Feria de Artesanos, el montaje de un Altar de Muertos que en esta ocasión se dedicó al exjefe del Departamento de Morfología, Dr. Mauricio Bañuelos Rizo, así como un desfile de catrinas, píntate de calavera y un evento cultural.

A t e n t a m e n t e

“Piensa y Trabaja”

Guadalajara, Jal., a 31 de Octubre de 2019

 

Texto: Natalia Bajaras Morán y Nelda Judith Anzar

Fotografía: Fryda Villa Alejandre