En México, 7 de cada 10 mujeres eliminan lactancia materna

Anuncian la Semana mundial de la lactancia materna en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud

Anuncian la Semana mundial de la lactancia materna en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud

En México, siete de cada diez mujeres tienden a sustituir la leche materna por leches de fórmula comerciales, motivadas por los mitos, el interés de mantener su estética corporal, por la carga laboral o por simple desconocimiento, afirmaron académicos de la Universidad de Guadalajara.
En rueda de prensa, a propósito de la Semana mundial de la lactancia materna, la profesora de la Clínica de Pediatría del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Laura López Vargas dijo que en la última década la práctica de amamantamiento descendió en cerca de 33 por ciento, sobre todo entre las mujeres más jóvenes.
“Las madres adolescentes que tienen por primera vez un hijo tienden a privilegiar su aspecto físico a las ventajas que pudiera traer al bebé la ingesta de leche materna, aunque en eso también dependen otros factores como que tengan tiempo en sus horarios laborales y una adecuada conducción de la lactancia”, afirmó la universitaria.
El profesor de la clínica de ginecología y obstetricia, Francisco Javier Hernández Mora comentó que pese a que la Unicef tiene lineamientos para favorecer la ingesta de leche materna desde los primeros 30 minutos del nacimiento de un niño, en los hospitales mexicanos inhiben esta práctica.
“Por lo general en los hospitales separan a los niños de la mamá desde que nacen para hacerle las limpieza o por considerar que es importante ponerlos en los cuneros, además de que la alta incidencia de partos por cesárea hace que la mujer no pueda reaccionar pronto o que se le apliquen medicamentos que puede trasmitir al bebé mediante la leche, lo que disminuye la promoción de la leche materna”, dijo.
Los ritmos laborales y las condiciones inadecuadas en los centros de trabajo no permiten tampoco que la mujer pueda amamantar a su hijo después de la cuarentena, como lo indica la norma internacional, provocando que la madre tienda a utilizar las fórmulas comerciales mientras puede llegar a casa.
Los académicos enunciaron las ventajas que tiene para un recién nacido la ingesta de leche materna que lo protege de futuras infecciones y alergias, disminuyéndolas hasta en un 80 por ciento, mejora su aparato digestivo, controla su peso evitando la obesidad, además de fortalecer su sistema neurológico propiciando un mejor coeficiente intelectual.
La lactancia también trae beneficio para la mamá, no solo en el vínculo afectivo con el pequeño, sino que disminuye la mortandad después del parto, ayuda a bajar de peso y genera una sensación de bienestar, ya que el cuerpo produce beta endorfinas, similares a las que se generan al hacer ejercicio.
La Organización Mundial de la Salud y la Unicef establecieron desde 1992 la Semana mundial de la lactancia materna del 1 al 7 de agosto con la finalidad de fomentar esta práctica entre los profesionales de la salud y la familia.
Texto y foto: Dirección General de Medios