Maestría en Nutrición Humana con Orientación Materno-Infantil


Líneas de Generación y/o Aplicación del Conocimiento.

 

El programa de Maestría cuenta con tres líneas de investigación: 1. Lactancia Materna; 2. Nutrición en grupos vulnerables; y 3. Síndrome de mala nutrición. Estas líneas de investigación son las mismas que cultiva el Cuerpo Académico Nutrición Humana UDGCA-65 (de la Universidad de Guadalajara) cuyos integrantes son miembros del Núcleo Académico Básico de este programa de Maestría. Al ser un programa con orientación hacia el estudio y atención de la diada madre- hijo, a través del trabajo en estas LGAC es posible abordar la mayoría de los temas y problemas de interés relacionados con la nutrición del binomio madre- hijo. Es importante señalar que en el país, 54% de las mujeres (alrededor de 33.5 millones de habitantes) se encuentran en edad fértil y contamos con 39 millones de niños y adolescentes; lo que refleja la importancia del estudio de estos grupos de población. Además, desde el punto de vista de la nutrición, sabemos que los primeros 1000 días de vida de un ser humano (que incluyen a la gestación) son decisivos en diferentes aspectos relacionados a la salud en el corto, mediano, y largo plazo. De allí la importancia del estudio del binomio madre- hijo y de la mujer en edad reproductiva; además que los principales problemas de nutrición en el país (incluyendo las enfermedades crónicas no transmisibles) tienen su origen en etapas tempranas de la vida.

LGAC Lactancia Materna. Es el eje de la alimentación en el primer año de vida, etapa de máximo crecimiento de un ser humano. Su práctica tiene múltiples beneficios para la salud tanto del lactante como en su madre. Se han descrito numerosos beneficios en el lactante como la protección ante procesos infecciosos comunes que pueden afectar el crecimiento y desarrollo, protección contra enfermedades alérgicas, promoción de un crecimiento y desarrollo adecuados, protección contra el desarrollo de sobrepeso, entre otros. Mientras que las madres que ofrecen el pecho materno a sus hijos mejoran su composición corporal, recuperan el peso previo al embarazo en forma más rápida, establecen mejor vínculo con sus hijos; y actúa como factor de protección en enfermedades como el cáncer mamario y la depresión post parto. Los trabajos realizados al momento, han explorado diferentes aspectos epidemiológicos relacionados a la práctica de la lactancia, características de crecimiento de niños alimentados al pecho materno, efectos de una intervención educativa sobre la práctica de la lactancia, estado nutricio de hierro en este grupo de lactantes; y actualmente la regulación del apetito en quienes son amamantados. Actualmente cinco alumnos del programa realizan trabajos relacionados a la práctica de la lactancia materna. 

LGAC. Nutrición en grupos vulnerables. Esta línea de investigación tiene que ver con la misma diada madre- hijo con énfasis en aquellos grupos que tienen una vulnerabilidad biológica o social. Dos ejemplos son el embarazo en la adolescencia y el lactante con prematurez que son individuos vulnerables que requieren de atención específica y especializada; por lo que el estudio de estos grupos es de suma importancia en esta orientación materno- infantil. De acuerdo a la OCDE, México ocupa el primer lugar de embarazo adolescente entre los países afiliados a esta organización y uno de cada cinco embarazos en el país se presenta en mujeres adolescentes. Por otra parte, se considera que el nacimiento prematuro es la principal causa de muerte en recién nacidos; en México se calcula que cada año nacen 200,000 lactantes con prematurez que nos indica la magnitud del problema. Estos dos grupos (adolescentes embarazadas y lactantes con prematurez), son grupos de riesgo nutricio que requieren de una evaluación, abordaje, y seguimiento adecuados para la prevención de problemas relacionados con la nutrición, o para su oportuna identificación y tratamiento. 

LGAC Síndrome de mala nutrición. Se refiere al estudio de las enfermedades relacionadas con la nutrición: Desnutrición primaria y secundaria; sobrepeso y obesidad; carencias nutrimentales específicas; trastornos de la conducta alimentaria; y consumo de dietas lesivas. Algunos de estos problemas se consideran como un problema de salud pública en el país. Por ejemplo, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, alrededor de 35% de niños y adolescentes presentan sobrepeso u obesidad, con las consecuencias que tiene la enfermedad en el corto, mediano, y largo plazo y que afectan las condiciones de salud de la población en general. Otro ejemplo es la anemia por deficiencia de hierro con una prevalencia cercana a 20% en lactantes entre los doce y 24 meses de edad; de la misma forma con consecuencias en el corto, mediano, y largo plazo. Otros padecimientos como diabetes gestacional y las enfermedades que afectan el estado de nutrición de niños y adolescentes, son objetos de estudio de esta línea de investigación. Todos, problemas de salud que afectan el bienestar de estos grupos de población.